Frontera

Protesta

Mateos asegura a los vecinos de Beliones que, "de momento", deben seguir cruzando a Ceuta por El Tarajal

Los vecinos de Beliones en la Delegación del Gobierno (C.A.)
photo_cameraLos vecinos de Beliones en la Delegación del Gobierno (C.A.)

La delegada del Gobierno se ha reunido con los afectados y ha manifestado que sólo el imán, los estudiantes y las personas que vayan al cementerio pueden utilizar el paso de Benzú. 

IMG-20190913-WA0043Más de una hora ha durado el encuentro mantenido entre la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, y dos representantes de los vecinos de Beliones. Mateos ha transmitido a los afectados que "de momento" el paso de Benzú permanecerá cerrado y deberán acceder a la ciudad por la frontera de El Tarajal.

La delegada del Gobierno les ha manifestado que sólo el imán, los estudiantes y las personas que quieran acudir al cementerio podrán utilizar este paso. 

Los afectados, que esperaban en la Plaza de los Reyes a que salieran sus compañeros de la reunión, se han mostrado tristes, descontentos y decepcionados con el mensaje de la delegada del Gobierno. "Somos vecinos de toda la vida. Tengo 56 años y nunca he escuchado a mis abuelos que ese paso se cerrara. Nunca hemos tenido problemas con la Guardia Civil. No entendemos por qué ahora debe cambiar todo", lamentaba Hadiya, representante de los vecinos.

Los más de cien afectados no tiran la toalla y van a seguir luchando para conseguir acceder a Ceuta por el paso de Benzú. 

Protesta en la Plaza de los Reyes

Los vecinos del pueblo marroquí de Beliones, muy próximo a Benzú, se han trasladado esta mañana hasta la Plaza de los Reyes para pedirle a la delegada del Gobierno que vuelva a abrir el paso de Benzú. 

Un camino que alrededor de cien personas utilizan a diario para entrar a la ciudad con sus permisos de trabajo. Son, sobre todo, mujeres que trabajan en casas de la ciudad y hombres vinculados a labores de construcción. También hay imanes y estudiantes. 

La vida de estas personas cambió el pasado 30 de agosto cuando 155 migrantes accedieron a Ceuta por esta zona. La entrada de los subsaharianos fue tan violente que destrozaron el puesto de la Guardia Civil. 

Los desperfectos han obligado a cerrar el paso que utilizan estos vecinos. "Nosotros no tenemos la culpa de lo que ha pasado con los migrantes", asegura una de las afectadas.

A partir de ese momento, los trabajadores de Beliones deben acceder a Ceuta por la frontera de El Tarajal. "Antes nos levantábamos a las siete de la mañana para cruzar el paso, ahora tenemos que estar con la chilaba puesta a las cuatro de la mañana". 

Según estos vecinos, hace unos días la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, se reunió con representantes de Benzú, que se interesaron por este asunto, y les aseguró que por ese paso sólo pasarían los imanes y los estudiantes. "O entramos todos o no entra nadie", lamenta otra de las vecinas de Beliones.

Comentarios