Frontera

Lo que puede ser el fin del porteo produce imágenes desoladoras en El Tarajal

Movilizaciones a la vista frente a una calma fronteriza que a pocos consuela

Se está preparando una calendario de actuaciones frente a la ineficacia de la Administración y no se descartan movilizaciones

No hay colas ni aluviones de personas que quieren cruzar al otro lado de la frontera, pero es un día de desasosiego y muy penoso para comerciantes ceutíes y sus familias; es una jornada aciaga también para las familias del otro lado, las que dependen del comercio alegal con el que ya acabaron en Melilla. Ceuta ya sufre hace meses las consecuencias.

Delegación del Gobierno ha confirmado que todo está en calma. La de hoy es la imagen de una frontera solitaria para a lo que estamos acostumbrados. “Hoy tenemos una frontera tranquila y sólo funciona en régimen normal de viajeros y mercancías", es decir el paso de dos pequeñas bolsas como máximo y por persona".

Mientras, bajo techo y guarecidos de la otra que está cayendo, la lluvia, se reúnen los empresarios para analizar la delicada situación y tomar cartas en el asunto. El silencio del Gobierno de la Nación que parece no saber nada de Marruecos, sólo da paso a dudas y La Confederación (CECE) está dispuesta a dar un golpe en la mesa.

Sabemos que se está gestando un calendario de actuaciones entre las que caben concentraciones para protestar por la gestión política de una frontera que es problemática y poco productiva. 

 

 

 

Comentarios