Frontera

La otra cara de las protestas de Castillejos: Abrir la frontera para “colonizar” Ceuta

2021020611534878622
photo_camera Protestas en Castillejos (CEDIDA)

La organización “Fnideq-Mdiq” reivindica el carácter marroquí de Ceuta gracias a los vínculos con los habitantes de Castillejos. 

Los últimos viernes del mes de febrero se han caracterizado por protestas multitudinarias en Castillejos para pedir la apertura de la frontera debido a la situación asfixiante en la que viven sus vecinos desde que ésta se cerró debido a la crisis sanitaria.

Miles de personas ya no pueden aguantar más la situación y cada viernes se echan a la calle para intentar que escuchen sus reivindicaciones.

La organización “Fnideq-Mdiq”, que agrupa a asociaciones y entidades de ambas localidades marroquíes, utilizó las redes sociales para convocar la tercera de estas protestas.

La misma vía usó para hacer público un manifiesto con el que reconoce el error de los gobernantes al cerrar la frontera con Ceuta ya que ha supuesto ahogar a Fnideq y a sus habitantes que acudían a Ceuta a buscar su sustento.

En el documento, la organización se refiere a las relaciones comerciales y familiares entre Ceuta y Castillejos a lo largo de más de 100 años. Asegurando que “Fnideq ha influido en mantener el carácter marroquí de Ceuta y de parte de sus habitantes, en parte a través de matrimonios entre ciudadanos marroquíes de ambas ciudades los cuales poseerían ambas nacionalidades”. Cuestión interesante para Marruecos “con el fin de que la ciudad de Ceuta siga manteniendo su carácter marroquí y esto suponga que en un futuro la mayoría de su población tenga este origen muy superior al resto de razas habitantes en la ciudad”.

“Fnideq-Mdiq” exige a las autoridades que abran la frontera para seguir manteniendo estos vínculos y para que los trabajadores legales que acuden a Ceuta puedan seguir con sus trabajos, así como instalar una zona franca donde se produzca el depósito de mercancías que de empleo a los habitantes de Castillejos para que abandonen la práctica del contrabando.

Por último solicitan en el manifiesto que se adopten medidas de desarrollo de la zona al mismo tiempo que reivindican el carácter marroquí de Ceuta gracias a los vínculos con los habitantes de Castillejos y se acabe con el contrabando y las actividades ilícitas en la zona.

Comentarios