Frontera

El PDSC sostiene que los homólogos del delegado en Marruecos "no saben ni su nombre"

colapso
photo_camera Cola de vehículos en la N-352/ C.A.

Mizzian acusa a Cucurull de mentir "porque no existe ni comunicación ni coordinación política con sus homólogos marroquíes".

El Partido Democrático y Social, liderado por Tarek Mizzian, ha salido hoy a la palestra motivado por el caos en la frontera y por su convencimiento de que el delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, "miente a los ceutíes porque  no existe  ni comunicación  ni  coordinación  política   con  sus homólogos marroquíes, quienes no saben ni el nombre del delegado de Ceuta. Los mismos circunscriben las relaciones a  algunas llamadas  telefónicas  puntuales  a  algún responsable  fronterizo", explica Mizzian.

En opinión del partido localista la política en la frontera "ha llevado a nuestro tejido comercial-empresarial a su desarme en su totalidad tanto en los polígonos de las naves de El Tarajal como en el conjunto  de los negocios  que dependen  de clientes  provenientes  del vecinos  país".

Para el PDSC las medidas tomadas por Cucurull son "cancerígenas contra el entramado del tejido  comercial-empresarial  en su totalidad,  el cual  se encuentra  en  peligro  de muerte  por  la nefasta  gestión  en  connivencia  con el  presidente de los ceutíes,  Juan  Vivas". A este último, Mizzian le acusa de "dar la espalda a comerciantes y empresarios", además de "ni tan siquiera querer recibir en su  despacho  para  atender  a los empresarios de las naves de El Tarajal".

 

Comentarios