Jueves. 16.08.2018 |
El Tiempo
Ceuta Actualidad

DENUNCIAN LA VENTA DE TIQUES A LOS PORTEADORES Y PORTEADORAS

Empresarios de La Chimenea y Alborán acusan a los de la Fase 2 de lucrarse de las infraestructuras comunes

Imagen del paso de porteadoras por el Tarajal II (C.A.)
Imagen del paso de porteadoras por el Tarajal II (C.A.)

Los empresarios de los polígonos La Chimenea y Alborán estudian denunciar a los de la Fase 2 por usar las infraestructuras comunes de manera lucrativa, contando para ello con el “beneplácito del delegado del Gobierno en funciones”.

 

Empresarios de La Chimenea y Alborán acusan a los de la Fase 2 de lucrarse de las infraestructuras comunes

Los empresarios califican el paso de mercancías de El Tarajal II de “tercermundista”, y que el mismo ha venido siendo utilizado siempre por todas las fases de los polígonos hasta hace unos meses, “cuando el presidente de la Fase 2, con el beneplácito del delegado del Gobierno en funciones, decidió colocar vigilantes de seguridad y “hacer un uso ilegal del paso, cobrando unos tiques, o mejor dicho, un impuesto revolucionario de una manera oscura, llamativa”, y sobre todo sin contar con el respaldo de los demás polígonos.

Los ingresos financieros derivados de la venta de tiques a los porteadores ni tributan ni pagan impuestos y lo que es peor aun cuando acaban usados al servicio de unos pocos lucrándose del trabajo de los demás, cifrando el pago entre 2 y 5 euros según el bulto. Ello hace que la recaudación, teniendo en cuenta el número de porteadores que transitan diariamente, sea una cantidad importante.

Para los empresarios de La Chimenea y Alborán existe un claro abuso de poder y de dominio sobre unas infraestructuras que son comunes a los cuatro polígonos. La Fase 2, entienden, ejerce su superioridad de manera coercitiva sobre los demás polígonos que no participamos en dicha seguridad, “penalizando y marginando todos los productos de los empresarios ajenos a dicha fase y monopolizando los canales de distribución”.

Agregan, además, que es competencia de las autoridades, Ciudad y Delegación, velar por el bien común y que los accesos públicos sean administrados por las mismas y no por entidades privadas, o como en este caso, cuando se trata de personas que “se lucran con el sudor de los porteadores y porteadoras que pasan diariamente por el paso del Tarajal II".

Un paso, dicen, que a los ojos de la ciudadanía es deplorable y “donde se vulneran y pisotean los derechos fundamentales de cualquier ser humano”, pues contrariamente algunas autoridades se vanaglorian diariamente del aumento significativo de la utilización de este paso por los porteadores y porteadoras.

Los empresarios y ciudadanos de esta ciudad lo que no entienden es cómo las autoridades permiten que sucedan estos hechos tan graves, “o simplemente estén haciendo la vista gorda con el beneplácito de un delegado del Gobierno en funciones”. Diariamente se está produciendo una actividad comercial ilegal, “llámese negocio atípico o impuesto revolucionario por parte de los responsables de la fase 2”.

Los comerciantes de los dos polígonos denuncian públicamente que el paso de El Tarajal II se ha convertido en un “negocio para unos pocos y se está explotando como una actividad económica con unos beneficios elevados a costa de la desgracia de otros”.

A los denunciantes de la situación, “nos gustaría conocer qué empresa o entidad es la que está explotando éste negocio de una manera tan rentable y lucrativa, ya que para pasar por la carretera Nacional que conduce al paso de El Tarajal II a cada porteador se le cobra una suma de entre 2 y 5 euros,  el bulto”.

Empresarios de La Chimenea y Alborán acusan a los de la Fase 2 de lucrarse de las infraestructuras comunes