Frontera

Reunión en la Delegación del Gobierno

Los empresarios piden no limitar el paso de vehículos a Ceuta y abrir El Tarajal II

Porteadoras, en los recintos de El Tarajal II (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraPorteadoras, en los recintos de El Tarajal II (C.A./ARCHIVO)

Los empresarios han vuelto a reunirse con la Delegación del Gobierno "ante la gravísima situación que atraviesa el comercio local" y denuncian la "incompresión" del órgano del Estado ante el caos en la frontera. 

Los empresarios han vuelto a reunirse con la Delegación del Gobierno "ante la gravísima situación que atraviesa el comercio local como consecuencia de las restricciones que, de manera sistemática, imponen las Autoridades Españolas para acceder a Ceuta por la frontera del Tarajal".

A dicho encuentro, celebrado el pasado 28 de noviembre, acudieron el presidente de la Ciudad, las dos vicepresidentas, varios miembros del Comité Ejecutivo de la Confederación de Empresarios de Ceuta, el presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación y su secretario general; el presidente de la Asociación de Transportistas y empresarios adscritos a estas dos organizaciones.

El principal motivo de esta reunión era trasladar a la delegada del Gobierno la crítica situación que atraviesan los empresarios de la Ciudad tras la decisión de la Delegación de restringir el paso de personas y de vehículos por la frontera de El Tarajal.

"Las cortapisas a la entrada de viajeros al territorio franco de Ceuta, han producido una crisis de grandes proporciones en hoteles, restaurantes y comercio en general, lo que está afectando ya a los niveles de empleo e inversiones; lo cual ha sido trasladado en reiteradas ocasiones".

La delegada del Gobierno no asistió al encuentro por razones familiares y fueron atendidos por el Jefe de Gabinete Juan Hernández que es el responsable de la frontera y de las medidas que se adoptan en esta área.

En primer lugar los empresarios expusieron que Ceuta es un territorio franco donde es “libre la entrada, salida y tránsito de mercancías” por lo que el llamado comercio del porteo solo es irregular en cuanto a la entrada en Marruecos pero no a la salida desde Ceuta. "Las mercancías que se venden a esos porteadores han sido importadas legalmente y abonaron el correspondiente impuesto local. Por ello, las autoridades ceutíes no deben poner cortapisas a la salida de mercancías del territorio franco de Ceuta, sino simplemente ejercer los controles correspondientes para garantizar el orden y, sobre todo, el paso de turistas".

Aparte de comentar otras acciones estratégicas, en la reunión se solicitaron tres medidas urgentes:

1.- No limitar el paso de vehículos a Ceuta, "porque ello sería tanto como, incumplir las bases que sustentan un territorio franco. No cabe duda que el embolsamiento ha sido una razonable medida que permite controlar el número de vehículos que acceden a la frontera de salida desde Ceuta, dando preferencia a los turistas, tanto marroquíes como comunitarios, pero ello no justifica restricciones a la entrada en la Ciudad".

2.- Cumplir estrictamente el Acta Final del Tratado Schengen, actualmente en vigor en lo relativo a la Declaración relativa a las ciudades de Ceuta y Melilla que dice "continuará igualmente aplicándose el régimen específico de exención de visado en materia de pequeño tráfico fronterizo entre Ceuta y Melilla y las provincias marroquíes de Tetuán y Nador. Dicho Tratado se está incumpliendo sistemáticamente sin razonamiento alguno y sin aceptarlo oficialmente y debe aplicarse positivamente a viajeros con o sin vehículo. No obstante se aclaró que debido a los problemas que pueden causar las retenciones de los visitantes a pie en su vuelta a Marruecos, se solicitó igualmente que se pongan en valor las zonas de espera previstas en El Tarajal II con el fin de acomodar en estos terrenos a los compradores que decidan esperar".

3.- Apertura de El Tarajal II, "ya que dicho paso debe estar abierto, aunque sea de forma unilateral, con el fin de regularizar la situación y para que quede claro que las posibles restricciones no son por parte de España".

El representante para temas fronterizos de la Delegación del Gobierno Juan Hernández, manifestó que iba a estudiar el asunto "lo que no soluciona el tema a corto plazo y añadió que esperan poner en servicio la llamada frontera inteligente para abril de 2020; proyecto que según las mismas fuentes iba a ser la solución en julio de 2019".

La nutrida representación de empresarios salió de la reunión en un ambiente pesimista dada la incomprensión mostrada por la Delegación del Gobierno respecto a la caótica situación de la frontera en días tan señalados para dichos empresarios y público en general. Se decidió por tanto también poner los hechos en conocimiento de los responsables de la Ciudad Autónoma porque debe ser esta institución la que proteja, mediante medidas de tipo político o jurídico, los intereses de la economía local y de sus ciudadanos.

Comentarios