Frontera

visita a ceuta del número 2 de interior

La secretaria de Estado de Seguridad cuestiona los planes de modernización de la frontera del PP

Ana Botella ha expresado su queja por las consecuencias que las políticas de austeridad impulsadas por el anterior Gobierno han tenido sobre la política de seguridad en España, que ha censurado por su “poca anticipación y escasa inversión”.

Botella, junto a la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, en la Comandancia de la Guardia CivilBotella, junto a la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, en la Comandancia de la Guardia Civil (C.A.)

La modernización de las infraestructuras fronterizas, la dotación de nuevos medios a disposición de los cuerpos de seguridad y el incremento del número de agentes destinados a la ciudad se contemplan en un plan global de seguridad en el que el Ministerio del Interior se encuentra trabajando. Así lo ha asegurado la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, durante la visita que hoy ha girado a Ceuta. “Queremos que Ceuta y Melilla tenga un protagonismo especial”, ha afirmado la responsable de Interior.

Botella ha expresado su queja por las consecuencias que las políticas de austeridad impulsadas por el anterior Gobierno han tenido sobre la política de seguridad en España, que ha censurado por su “poca anticipación y escasa inversión”.

Esta crítica ha incluido el proyecto de reforma de la frontera que presentó el pasado marzo el anterior delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull. “Había mucha afición a los planos y los dibujos y poca a la ejecución material de los hechos –ha censurado Botella- Muchos estarán en los cajones y, efectivamente, alguno hemos encontrado”.

Fernández Cucurull anunció en marzo la redacción de un anteproyecto que contemplaba una infraestructura fronteriza dotada de siete carriles reversibles para vehículos, distribuyó entre los periodistas dibujos con una recreación de la obra terminada y aventuró que los trabajos podrían comenzar en 2019.

SECRETARIA DE ESTADO SEGURIDAD ANA BOTELLALa secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, durante su visita a la frontera (D.S.)

Concertinas

La secretaria de Estado se ha remitido al plan de seguridad cuyo diseño anunciaba al comienzo de su intervención para afirmar que la retirada de las concertinas, prometida por el Gobierno de Pedro Sánchez, correrá pareja a las actuaciones de modernización de la frontera y de la dotación de medios que, según ha defendido, garantizarán un sistema eficaz de disuasión contra las intrusiones. Botella ha negado, tal y como se ha llegado a publicar, que el Ministerio maneje establecer una dotación de un millar de agentes en Ceuta y Melilla. “Primera noticia”, ha respondido a una pregunta formulada por los periodistas.

La responsable de Interior ha querido subrayar la relevancia que el Gobierno concede a la cooperación con Marruecos. “Queremos hacer valer ante la Unión Europea que Marruecos es un socio fiable y necesario para combatir la inmigración irregular”, ha sostenido.

 

Oficina de asilo

La secretaria de Estado, que esta mañana ha visitado junto a mandos policiales la frontera de El Tarajal, no ha anunciado cambio alguno en la situación de la oficina de protección internacional instalada junto al paso fronterizo. El servicio no ha recibido ni una sola petición de asilo desde que se abrió en 2015, fundamentalmente porque sus principales usuarios serían los migrantes subsaharianos, a quienes, obviamente, las autoridades marroquíes no autorizan el paso.

“Que sirva para algo no depende de nosotros sino de la demanda que pueda tener de los diferente migrantes cuando llegan a la frontera”, ha argumentado Botella.

Comentarios