Frontera

El presidente de la Ciudad quiere que Marruecos se aclare y se adopten medidas en un sentido u otro

Mateos, a tres días de aclarar qué está pasando en el Tarajal tras la última gestión de Delegación

La delegada junto al jefe del Gabinete Técnico (C.A.)
photo_cameraLa delegada junto al jefe del Gabinete Técnico (C.A.)
Durante los últimos días la situación en la frontera y en la zona de embolsamiento se ha recrudecido con bloqueos, retenciones y largas esperas

La incertidumbre sobre la continuidad del porteo ha dado paso a los controles y bloqueos por parte del Gobierno español en la frontera del Tarajal. Restricciones y retenciones que producen más caos con la acumulación de vehículos (y horas de espera) en la zona de embolsamiento de Loma Colmenar.  

Lo del comercio atípico es un continuo goteo de noticias contradictorias que nadie entiende ni nadie aclara. El presidente Vivas pidió que se aclare Marruecos en este sentido y en función de la respuesta que el Gobierno de España adopte las medidas que mejor convengan a Ceuta, por su economía y estabilidad, por el futuro del comercio. 

Este toma y daca entre los dos países que no pueden ponerse de acuerdo ni confrontar o aunar posturas, porque no hablan, es una sinrazón que políticamente el ciudadano de a pie no puede comprender. 

Detrás de una decisión final que pueda o no gustar, y que debe ser próxima en el tiempo, para no producir más daño, se atisba la actuación de los interlocutores de los empresarios que para nada ven claro el horizonte. La espera es larga y el diálogo no llega. 

Preguntada en la última rueda de prensa de la delegada del Goberno por esta cuestión en particular, Salvadora Mateos dijo que "estamos al tanto de todo lo que está pasando en la frontera y yo voy a ser un monográfico posiblemente el martes. Estoy a la espera de unas contestaciones que estoy gestionando y espero que el martes podamos sentarnos aquí y aclarar lo que está pasando en la frontera".

Mateos no quiere aventurarse más y la próxima semana contará novedades ¿En qué sentido? No lo sabemos. Ha pedido un tiempo muerto, como se dice en el argot deportivo, de cinco días. 

La aclaración sobre la postura marroquí está próxima o eso parece. 

 

Comentarios