Generales 2015

SEGUNDO AVANCE DE PARTICIPACIóN

El 42,4% de los electores ceutíes había votado a las seis de la tarde, prácticamente el mismo porcentaje que en 2011

Mesas electorales en el instituto Camoens/ ANTONIO SEMPERE
photo_cameraMesas electorales en el instituto Camoens/ ANTONIO SEMPERE

El 42,48 por ciento de los electores ceutíes había ejercido su derecho al voto a las seis de la tarde de hoy. El índice de participación en las elecciones generales de 2011 fue del 42,50 por ciento. En el conjunto de España, la participación, casi 16 puntos superior a la registrada en Ceuta, ha crecido apenas medio punto con respecto a hace cuatro años. 

 

A pesar de las expectativas abiertas, los índices de participación en estas elecciones no distan mucho de los registrados en 2011. En aquella ocasión, la abstención entre el electorado ceutí alcanzó el 46,8 por ciento.

Según datos facilitados por el Ministerio del Interior referidos a las 18.00 horas, la participación se ha situado en el 42,48 por ciento en Ceuta, apenas 2 décimas por debajo de la registrada hace cuatro años. En el conjunto del país, a esa misma hora había depositado su voto en las urnas el 58,29 por ciento del electorado, medio punto más que en 2011.

Tanto los datos locales como los nacionales reflejan un ligerísimo repunte de la participación con respecto a la cuantificada a las dos de la tarde. A esa hora, el nivel de participación era casi un punto inferior al de las pasadas generales.

En 2011, con un censo de 60.723 electores, se registró en Ceuta un nivel de participación del 53,2 por ciento.

 

Ni menos de 50 ni más de 78

Los índices de participación en unas elecciones generales nunca han bajado en Ceuta del 50 por ciento ni han superado el 78. Las estadísticas muestran una curiosidad: las primeras y las últimas generales celebradas en la ciudad registraron, respectivamente, las participaciones más elevada y más baja en unas votaciones a las cámaras nacionales.

La participación más baja se registró, precisamente, en los últimos comicios de 2011. Este valor está lejos del 77,6 por ciento en que se estimó la afluencia de votante a las urnas en las primeras elecciones democráticas de 1977, la más alta en unas generales celebradas en la ciudad.

La participación en el resto de elecciones generales celebradas en la Ciudad Autónoma alcanzó el 65,5 por ciento en 1979; el 72,3 por ciento, en 1982; el 56,7 por ciento, en 1986; el 56 por ciento, en 1989; el 62,2 por ciento, en 1993; el 63,9 por ciento, en 1996; el 55,2 por ciento, en 2000; el 63,5 por ciento, en 2004; y el 63,4 por ciento, en 2008.

 

Comentarios