Inmigración

Es el primer salto masivo que se registra desde el 22 de agosto del pasado año

155 jóvenes burlan la vigilancia policial para acceder a Ceuta por el paso de Benzú

Según cifras definitivas ofrecidas por la Delegación del Gobierno, 155 jóvenes subsaharianos han logrado franquear el paso fronterizo de Benzú para acceder a la ciudad. 

Un grupo de unos 150 jóvenes subsaharianos conseguía burlar esta mañana la vigilancia policial del paso fronterizo de Benzú para entrar en Ceuta.  Las fuerzas policiales marroquíes y españolas se veían sorprendidas en torno a las siete de la mañana por la irrupción de los migrantes, que, finalmente, lograban derribar la puerta que separa los puestos de vigilancia de los dos países. Otro centenar de jóvenes veían frustrada su intención por la intervención de los policías del país vecino.

Los migrantes eran atendidos en un primer momento por los vecinos, alertados por los gritos de los recién llegados. Mientras, en el perímetro junto al litoral, ocho muchachos, desorientados y separados del grupo, se encaramaban al cercado vigilados por los agentes de los GRS de la Guardia Civil. En torno a las diez y media de la mañana, los jóvenes eran forzados a descender con la ayuda de una grúa para, a continuación, ser devueltos al otro lado de la frontera.

La intensa niebla que reinaba esta mañana en la zona ha podido facilitar la entrada de los migrantes, quienes parecen haber vuelto sus ojos hacia el paso de Benzú ante el reforzamiento de la seguridad en otros tramos del perímetro.

El Instituto de Gestión Sanitaria (Ingesa) ha contabilizado once agentes heridos leves, que han sido atendidos en una clínica privada. Uno de ellos presentaba irritación en los ojos causada, según aseguran los responsables médicos, por algún líquido abrasivo. Todos los guardias civiles han sido dados de alta.

Entre los migrantes, 16 han sufrido heridas leves. Un joven subsahariano ha sido trasladado al Hospital Universitario para ser asistido por un esguince de tobillo. La Delegación del Gobierno habla del uso por los migrantes de palos, piedras y heces. 

Este es el primer salto masivo de migrantes que se registra desde el 22 de agosto de 2018, fecha en la que 116 subsaharianos lograban superar la valla en el tramo que discurre por Finca Berrocal. Todos ellos fueron devueltos a Marruecos al día siguiente.

Comentarios