Inmigración

300 personas recuerdan con una marcha a pie a los quince jóvenes muertos en El Tarajal hace un año

Varios momentos de la marcha en memoria de los fallecidos/A.S.
photo_cameraVarios momentos de la marcha en memoria de los fallecidos/A.S.

Los participantes han cubierto la distancia que separa el CETI de la playa donde fallecieron los inmigrantes con la exigencia de que se esclarezcan los hechos

La convocatoria de las asociaciones civiles “Un año sin justicia”. La sentencia se ha dejado oír esta tarde en la playa de El Tarajal, en cuyas aguas fallecían hace doce meses quince jóvenes inmigrantes.

La marcha promovida por una quincena de asociaciones y entidades ha recorrido durante dos horas largas la distancia que cubre el CETI de la playa de El Tarajal. La comitiva, integrada por unas 300 personas, partía en torno a las cuatro de la tarde de su punto de salida jaleada por los subsaharianos residentes en el CETI. Los activistas que ocupaban los primeros puestos mantenían desplegada una pancarta en la que podía leerse: “No más víctimas de la inmigración clandestina; las fronteras cerradas matan ”.

La movilización ha coincidido con un buen puñado de novedades y declaraciones en torno a los sucesos del 6 de febrero de 2014. Primero, la decisión del juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu de mantener la causa en el juzgado de Ceuta, cuya titular pretendía inhibirse del procedimiento abierto para investigar la muerte de los quince jóvenes. Después, declaraciones como las de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien aseguró que las muertes de hace un año tenían un único culpable: las mafias.

La devolución del caso al juzgado ceutí era motivo de comentario entre los activistas. El presidente de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía en Cádiz (APDHA), Rafael Lara, se mostraba satisfecho por la resolución del juez Andreu, aunque permanecía escéptico. “Lo que debería hacer ahora la juez es llamar a los inmigrantes que sobrevivieron para conocer su testimonio – ha reclamado Lara- A veces da la impresión de que lo que se pretende es dar carpetazo al asunto”.

En cuanto a las manifestaciones de Sáenz de Santamaría, la réplica se ha oído en las voces de los manifestantes quienes han coreado consignas alusivas a la responsabilidad en los hechos del delegado del Gobierno en Ceuta, el director general de la Guardia Civil y el ministro del Interior.

En torno a las seis y media de la tarde, los manifestantes han arribado a la playa de El Tarajal ante la atenta mirada de una docena de policías nacionales. La lectura de un manifiesto en árabe y castellano, y la intervención de dos subsaharianos residentes en el CETI han abierto el simbólico acto. “Vuestra presencia nos llena de esperanza y nos da fuerza para continuar nuestra ruta en pos de nuestra dignidad como personas”, ha agradecido uno de los jóvenes inmigrantes.

Al pie de la valla que separa el territorio español de la zona neutral que se abre antes de la frontera marroquí, los participantes en la movilización han colocado una pequeña placa en la que puede leerse: “En memoria de las quince personas que el 6 de febrero de 2014 en busca de una vida mejor lo único que encontraron fue la muerte”. Una suelta de globos ha dado por terminada la ceremonia conmemorativa.

“No hay avalancha”

Al término de la marcha, el activista de APDHA, Rafael Lara, ha acusado a las autoridades de promover una infundada alarma en la ciudadanía “Decir que existe una avalancha es sencillamente mentir –ha desmentido- El pasado año entraron por Ceuta menos inmigrantes de los que lo hicieron el año anterior”.

Lara también ha hecho un llamamiento a la sociedad ceutí para que evite que la ciudad se convierta en un lugar de excepción dentro de España: “No se pueden aplicar leyes especiales aquí, y parece que el gobierno quiere abrir un paréntesis en Ceuta y eso es algo que los ceutíes no deberían permitir”.

Comentarios