Inmigración

El hallado esta tarde es el segundo cuerpo sin vida que el mar devuelve a la costa ceutí en diez días

Aparece el cadáver de un hombre en aguas cercanas a la Potabilizadora

El cuerpo sin vida del migrante fue descubierto por los ocupantes de una embarcación de recreo (C.A.)
photo_camera El cuerpo sin vida del migrante fue descubierto por los ocupantes de una embarcación de recreo (C.A.)

La Guardia Civil fue advertida de la presencia del cuerpo por una embarcación de recreo. La identificación del cadáver se antoja compleja dado su avanzado estado de descomposición. 

El viento de Poniente ha empujado a las costas ceutíes el cadáver de un migrante. El cuerpo, que presentaba un avanzado estado de descomposición, era rescatado de las aguas cercanas a la Potabilizadora en torno a las dos de la tarde por una patrullera del Servicio Marítimo de la Guardia Civil. Los agentes habían sido advertidos por los ocupantes de una embarcación de recreo que navegaba por la zona.

La identificación del cadáver resultará una tarea compleja dado su precario estado. El migrante se había lanzado al mar ataviado con un traje de neopreno y unas aletas. Éste es el indicio más fiable para suponer que el fallecido es un migrante magrebí. La experiencia revela que los nadadores que tratan de alcanzar la costa de la Península son en su inmensa mayoría de nacionalidad marroquí o argelina.

El cadáver ha sido trasladado a las instalaciones de la Guardia Civil en el puerto deportivo, donde el juez ha procedido a su levantamiento.  

El hallado es el según cadáver que el mar devuelve a la costa ceutí en apenas diez días. El pasado 23 de julio, los socorristas que prestan servicio en la playa de El Tarajal alertaban de la presencia del cuerpo sin vida de un joven flotando cerca del arenal.

Patrullera guardia civil cadáver en el aguaUna patrullera de la Guardia Civil navega hacia el lugar donde fue hallado el cadáver (C.A.)