Inmigración

asegura que ofrecen "deficiente información"

CEAR dice que las autoridades disuaden en Ceuta a los migrantes de pedir asilo

En su informe anual "Las personas refugiadas en España y en Europa", la Comisión Española de Ayuda al Refugiado denuncia que se comunica a los solicitantes que con la tarjeta de asilo no pueden viajar hasta Algeciras. 

cearLa Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha denunciado la “deficiente información” que la Oficina de Extranjeros y la Policía Nacional proporcionan a las personas solicitantes de asilo. La queja de CEAR se contiene en su informe anual “Las personas refugiadas en España y en Europa” que la entidad ha presentado este jueves.

El documento sostiene que ambos organismos ofrecen a los solicitantes una orientación incorrecta que estaría creando una “enorme confusión” entre los migrantes y disuadiéndoles de pedir protección internacional. CEAR censura que se esté comunicando a los interesados que la tarjeta de petición de asilo resulta insuficiente para poder viajar a la Península. “En ocasiones, incluso les señalan que deben quedarse en Ceuta durante toda la tramitación del procedimiento”, se asegura en el informe.

La situación de la oficina de protección internacional que el Gobierno central abrió en el paso fronterizo de El Tarajal también se menciona en el dossier de CEAR. Las instalaciones fueron inauguradas en marzo del pasado año por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien presentó la oficina como un compromiso de España con los derechos humanos y la atención a las personas que reclaman el estatus de asilado. CEAR certifica que, desde entonces, no se ha formalizado en estas dependencias ni una sola solicitud de asilo.

Según CEAR, España aceptó en 2015 un 20% menos de solicitudes de asilo que el conjunto de la Unión Europea.

 

Devoluciones en caliente

Las “devoluciones en caliente” vuelven a ser, un año más, objeto de preocupación para CEAR. El informe descalifica de nuevo como ilegal la práctica de la expulsión inmediata de los migrantes a través de la frontera de Ceuta y Melilla.

CEAR recuerda que la “devolución en caliente” –o “rechazo en frontera” según la terminología legal y del Gobierno- carece de procedimiento ni se regula como tal en la Ley de Extranjería ni en la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y Procedimiento Administrativo.

CEAR critica que el aval dado en la Ley de Extranjería a las “devoluciones en caliente” genera, en la práctica, dos regímenes jurídicos distintos dentro del territorio nacional. Su informe subraya que si la entrada irregular de un extranjero en el país se produce por un punto distinto a Ceuta o Melilla, las personas concernidas tendrán acceso a los mecanismos de devolución previsto por la ley, que, entre otros derechos, reconoce el de disponer de asistencia letrada e información sobre los recursos que cabe interponer contra la resolución de expulsión. “”Si la entrada se produce en una de las dos ciudades autónomas, podrán ser rechazadas sin ningún tipo de procedimiento o salvaguarda”, se constata en el informe.

Comentarios