Inmigración

Ceuta no consigue devolver al 20% de los migrantes que entraron hace ya dos meses

descarga (7)
photo_camera Algunos de los migrantes el día que accedieron en las naves del Tarajal (CEDIDA)

Hoy se cumplen dos meses de la mayor entrada de migrantes a Ceuta y aun 2.700 siguen en la ciudad, la mitad deambulando por las calles. 

Hace dos meses Ceuta se despertó con la población multiplicada por diez. De madrugada cientos de migrantes habían accedido a la ciudad desde Marruecos por el espigón del Tarajal. Unas entradas que no cesaron durante dos días de manera continuada.

La peor crisis migratoria de la historia de Ceuta se saldó con la entrada de unas 12.000 personas en apenas 48 horas. Una "invasión", calificada por muchos, que se produjo bajo el consentimiento de Marruecos. 

Muchos de los que entraron han vuelto a Marruecos. Sin embargo la situación sigue siendo insostenible. Según los últimos datos facilitados por el Gobierno local, 800 menores están acogidos por la Ciudad en el campamento provisional de Piniers, en el centro de La Esperanza y en el polideportivo de Santa Amelia.

Los adultos viven en las naves habilitadas en el Tarajal donde ya se concentran unos 470.

Se estima que de los 12.000 migrantes que accedieron en mayo siguen en Ceuta alrededor de 2.700. Si unos 1.300, entre adultos y menores, están atendidos, el resto otros mil siguen deambulando por las calles de Ceuta viviendo en asentamientos ilegales o acogidos en casas de amigos y familiares. 

El problema sigue sin resolverse del todo. La delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, anunció hace unos días, que unos 50 migrantes están volviendo a diario a Marruecos de manera voluntaria o porque se les ha abierto un expediente de devolución.

El Estado insiste en que sigue trabajando en devolver a todos los marroquíes que accedieron de manera ilegal. Sin embargo, ya han pasado dos meses y Ceuta no consigue devolver a la totalidad de migrantes que accedieron de manera ilegal. Quizás el Gobierno lo tenga más fácil con los adultos pero todo hace pensar que a los 800 menores acogidos por la Ciudad más los que deambulan por las calles nos lo vamos a tener que quedar. 

Comentarios