Inmigración

crisis migratoria

Vivas: “Si la frontera no es segura, Ceuta puede convertirse en un campamento de migrantes"

Los migrantes recién llegados a las puertas del CETI (C.A.)
photo_cameraLos migrantes recién llegados a las puertas del CETI (C.A.)

El presidente de la Ciudad se ha pronunciado sobre la entrada masiva que vivió ayer Ceuta. Vivas se ha referido a las mafias, a la seguridad de las fronteras, a la relación con Marruecos y ha mandado un mensaje al Gobierno central. 

El presidente de la Ciudad se ha pronunciado sobre la entrada masiva que vivió Ceuta ayer y en la que 602 migrantes consiguieron franquear la valla y acceder a territorio español. 

Juan Vivas ha mostrado en el programa Herrera en la Onda, de Cope, su indignación por la violencia empleada por parte de los migrantes a la hora de acceder a Ceuta y ha transmitido su apoyo a los guardias civiles "por la labor que realizan en defensa de la seguridad de todos y de la integridad territorial de España”. 

El presidente ha aprovechado para mandar un mensaje "inequívoco" a las mafias. "No se puede tomar la frontera por asalto, hay que respetarla, hay que intensificar la colaboración con Marruecos y hay que potenciar los medios con que cuenta la Guardia Civil para preservar la integridad territorial de la frontera, nuestra seguridad”, ha desarrollado. “No es fácil, no existen varitas mágicas, pero hay que tomar decisiones en la línea de cumplir la primera obligación y derecho de toda nación: proteger su casa”, ha agregado.

Respecto del número de personas acogidas en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) y en Ceuta en general –dentro del CETI, con capacidad para 500, hay un millar y otros 200 están acampados en las inmediaciones en tiendas de campaña habilitadas por el Ejército, del que el presidente ha remarcado su labor humanitaria”-, Juan Vivas se ha hecho eco de la “inquietud” y “preocupación” de la ciudadanía.

“Si la frontera no es segura y los medios para impedir asaltos no son eficaces, Ceuta puede convertirse prácticamente en un campamento de acogida de migrantes y esto la haría insostenible”, ha advertido esgrimiendo como argumentos la “escasa” capacidad de respuesta de la ciudad por su tamaño y situación de extrapeninsularidad ante la “presión de todo un continente”, África. 

“Hay un factor que no se puede negar: nos enfrentamos a unas mafias”, ha puesto énfasis el presidente Vivas para recordar que, cerradas las rutas griega e italiana, aumenta la presión hacia la costa y fronteras españolas, dado que esas mismas mafias, que utilizan “la necesidad y aspiración de mejora del ser humano”, buscan “las alternativas que resulten más fáciles”. “Ante esto hay que responder con contundencia”, ha determinado Vivas.

Sobre la seguridad en las fronteras, Vivas considera que "no podemos aplicar la política de puertas abiertas porque no tenemos capacidad de atender la política de puertas abiertas… y esto no se puede responder con que si ‘hay un efecto llamada’, si ‘hay un efecto huida…; con todos mis respetos, eso no deja de ser retórica; lo que hay que ver es qué soluciones hay, porque si usted no está en condiciones de afrontar las consecuencias de una política de puertas abiertas porque no haya una Política Europea Común al respecto, usted tiene como primera providencia que garantizar la seguridad de nuestras fronteras, y esto creo que es una actitud de responsabilidad, de prudencia”, ha opinado el presidente antes de lanzar este mensaje: “No se pueden transmitir mensajes que hagan dudar a las mafias de que estamos dispuestos a defender la seguridad de las fronteras”.

Por eso, ha aprovechado para decirle al Gobierno de España que en el Ejecutivo de Ceuta tiene una Administración “leal” y para pedirle que tome decisiones: “Estamos ante un problema de muchísima envergadura y esto requiere de determinación y firmeza a la hora de apoyar a los Cuerpos y Fuerzas de seguridad y para establecer en la frontera los medios adecuados que sean disuasorios de asaltos como el de ayer”.

Sobre el papel de Marruecos en este ámbito, el presidente de Ceuta lo ha calificado de “determinante y fundamental”. “Mi responsabilidad como presidente me impide cualquier consideración que pudiera perjudicar unas buenas relaciones que son vitales para muchos aspectos fundamentales de España, pero insisto en que la colaboración con Marruecos resulta determinante para afrontar este problema, como otros muchos”, ha desarrollado.

Comentarios