Inmigración

las autoridades aplican la "devolucion en caliente"

La Guardia Civil devuelve a Marruecos al migrante que ha permanecido 30 horas encaramado a la valla

Imagen de la valla fronteriza que separa España de Marruecos/ ANTONIO SEMPERE
photo_cameraImagen de la valla fronteriza que separa España de Marruecos/ ANTONIO SEMPERE

El hombre ha corrido la misma suerte que dos de los compañeros que treparon hasta lo más alto del cercado a las nueve de la mañana del jueves. Ambos fueron retornados al país vecino esta madrugada. Según la Guardia Civil, el cuarto migrante que les acompañaba volvió por sí solo a Marruecos. 

La determinación del migrante subsahariano que permanecía encaramado a la valla fronteriza no ha sido suficiente. La Guardia Civil ha devuelto al hombre a territorio marroquí después de resistir en lo más alto del cercado durante 30 horas. La Delegación del Gobierno ha resuelto poner en práctica lo que las autoridades españolas denominan “rechazo en frontera”, esto es, la "devolución en caliente" criticada por las asociaciones humanitarias. En todo caso, la resistencia del joven a desistir de su propósito ha situado el punto de mira de organizaciones humanitarias sobre su inusual pertinacia.

Según informan fuentes de la Guardia Civil, el hombre no presentaba ninguna herida. El dispositivo de emergencia de Cruz Roja no ha sido activado.

El hombre estuvo acompañado hasta entrada la pasada madrugada por otros tres migrantes que treparon junto a él por el cercado en uno de los tramos situados en el entorno del Fuerte Anyera. Según informaba la Guardia Civil, en torno a la una de la mañana uno de ellos descendía voluntariamente de la valla para retornar a territorio marroquí. Poco más tarde, los otros dos eran devueltos al país vecino.

Ninguno de ellos ha sido sometido a reconocimiento médico ya que el dispositivo de la Cruz Roja no permanecía activo a esas horas. Esta situación ha llevado a la oenegé Caminando Fronteras a cuestionar, a través de su activista Helena Maleno, el procedimiento seguido por los agentes. “¿Quién confirmó que no había lesiones”, preguntaba Maleno en su cuenta de Twitter.

Las autoridades han insistido hasta el último momento en persuadir al joven de que depusiera su actitud. La Delegación del Gobierno ha dispuesto incluso una grúa para facilitar la maniobra.

El estado de salud del joven, castigado tras más de un día en la valla, y el escrutinio al que las entidades humanitarias han sometido el incidente no han logrado impedir la devolución a Marruecos del protagonista de esta odisea.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad