Inmigración

la madrugada del sábado

Guardia Civil y Cruz Roja despliegan sus operativos ante un posible salto de migrantes por Benzú

intento salto
photo_camera La Guardia Civil a los pies del perímetro fronterizo esta madrugada / ANTONIO SEMPERE

Fuerzas españolas y marroquíes han estado vigilantes toda la madrugada del sábado al objeto de evitar que cientos de migrantes que residen en los montes de Marruecos intenten acceder a Ceuta. 

La madrugada del sábado, alrededor de las 1.30 horas, la Guardia Civil y Cruz Roja eran activados ante el posible salto de migrantes por la valla de Benzú. 

En Marruecos, las fuerzas marroquíes también esperaban alerta la posible llegada de cientos de personas que se encuentran viviendo en los montes.

Durante horas, ambas orillas vigilaban con una calma tensa al objeto de evitar la avalancha que podría llegar a producirse si los migrantes deciden dar el paso de intentar acceder a territorio español.

A las 4.30 horas, el dispositivo de Cruz Roja era desactivado por entender que quedaba abortado el intento de salto por parte de los subsaharianos. Los agentes de la Guardia Civil han tardado más en abandonar el lugar. Han permanecido toda la noche controlando de punta a punta el perímetro. 

Ya hacía unos meses que Benzú no experimentaba esta actividad frenética. En mayo, Marruecos abortaba el intento de entrada de alrededor de 300 migrantes.

Fue el 23 de abril cuando se vivió el último salto vivido en la valla de Benzú. En aquella fecha, 101 personas consiguieron franquear la cerca. Cruz Roja atendió a 40 heridos.

Comentarios