Inmigración

Interior anuncia un protocolo para la valla

El gobierno marroquí advierte de que no permitirá el acceso a las oficinas de asilo

El Gobierno ha decidido incluir en la reforma que prepara de la Ley de Extranjería referencias explícitas a un protocolo para regular la actuación policial en el control de la frontera y a las oficinas de asilo que se abrirán en marzo. Ésta decisión se adopta después de las abrumadoras críticas que durante los últimos meses ha venido recibiendo el ejecutivo por su decisión de legalizar las “devoluciones en caliente”. Hace unos días, la Unión Euopea ponía también en duda la observancia en España del derecho comunitario relativo a la concesión de asilo.

"Vamos a hacer explícito algo que es implícito, que la actuación que realiza la Guardia Civil en cumplimiento de la ley en cuanto a vigilar y proteger nuestras fronteras para impedir que entren ilegalmente personas o mercancías en nuestro país fuera de los pasos fronterizos habilitados al efecto”, ha declarado el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz. El Gobierno ha hecho especial hincapié en que todas las actuaciones relacionadas con el control de fronteras atienden al respeto a los derechos humanos y al derecho internacional.

El anuncio hecho público por el gobierno de Marruecos de que no autorizará a los inmigrantes sin permiso de residencia a que accedan a las oficinas de asilo que se inaugurarán en los puestos fronterizos de Ceuta y Melilla no ha merecido una valoración del ministro. “No me voy a inmiscuir en la política de Marruecos”, ha atajado. Fernández Díaz justifica su silencio en la preservación de las relaciones bilaterales entre ambos países.

Mientras, el gobierno marroquí comenzó a hacer ayer efectivo el desmantelamiento de los campamentos de inmigrantes levantados en las proximidades de la valla de Melilla.

Comentarios