Inmigración

PETICIÓN DE LIBERTAD PARA EL PADRE

La madre del niño de la maleta llega a Ceuta para someterse a la prueba de ADN y reunirse con su hijo

La mujer y su esposo Alí, actualmente en prisión preventiva, prestan declaración ante el Juzgado de Instrucción número 5. El letrado de la familia ha solicitado la puesta en libertad del padre. Mientras, la madre ha sido sometida hoy mismo a la prueba de ADN para confirmar su parentesco.

“Vamos a solicitar la libertad de Alí, que quizás logremos en unos días porque es evidente que no existe riesgo de fuga”. Juan Isidro Fernández, el abogado de Alí Ouattara, padre de Adou, el niño de ocho años hallado por la Guardia Civil escondido en el interior de una maleta en la frontera de El Tarajal, ha reclamado esta mañana la puesta en libertad de su cliente a las puertas del Palacio de Justicia. El letrado hacía estas manifestaciones al término de la declaración prestada por Ouattara y su esposa Lucie en el Juzgado de Instrucción número 5.

Lucie Ouattara ha llegado esta misma mañana a Ceuta con el propósito de reunirse con el pequeño, que permanece atendido en el centro de menores “Mediterráneo”. La familia reside en Puerto Rosario (Fuerteventura).

Según ha informado el abogado, los padres ya se han sometido a las pruebas de ADN que deben confirmar el parentesco con el niño, amén de haber presentado un certificado literal de nacimiento. La representación legal de los Ouattara ha solicitado la guarda y custodia del pequeño a fin de que en breve pueda volver con su madre. “Han sido víctimas de las mafias, pues eran ignorantes de todo esto que ha sucedido -ha insistido el abogado- El niño estaba enfermo, quería traerlo cuanto antes pero por un problema burocrático no pudo”.

Reagrupación

Alí Ouattara es un inmigrante costamarfileño que reside en Puerto Rosario junto a su esposa y una hija desde el año 2006. La familia ya solicitó la reagrupación familiar para poder traer a su hijo pequeño, pero la burocracia se lo negó por no alcanzar el salario de 1.331 euros que la ley exige. Ouattara no alcanzaba este límite por 41 euros.

En los requisitos establecidos por la Secretaría General de Inmigración para la reagrupación se especifica que el solicitante debe tener medios económicos suficientes para atender las necesidades de la familia y para unidades. El sueldo de Ouattara no satisfacía esta exigencia. 

Comentarios