Inmigración

La ocupación del CETI no supera el 40%: el número de subsaharianos no alcanza la decena

Instalaciones del CETI (C.A./ARCHIVO)
photo_camera Instalaciones del CETI (C.A./ARCHIVO)

Lejos queda el hacinamiento que, prácticamente desde el inicio de su apertura, constituía la norma en el CETI ceutí.

El Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) alberga a nueve migrantes subsaharianos. El número total de residentes en las instalaciones se cifra en 200, repartidos entre marroquíes y argelinos. Las dependencias creadas en el año 2000 para albergar a las personas que entran clandestinamente en la ciudad jamás habían conocido niveles tan bajos de ocupación.

Lejos queda el hacinamiento que, prácticamente desde el inicio de su apertura, constituía la norma en el CETI ceutí. Hasta que el pasado marzo el estallido de la crisis sanitaria forzó el cierre de la frontera con Marruecos, el número de residentes solía superar con creces los 512, esto es, su capacidad máxima oficial. Así, por ejemplo, a mediados de febrero de 2017, con la entrada en la ciudad de 854 migrantes en menos de 72 horas, las instalaciones llegaron a registrar una ocupación de 1.400 personas.

La inédita situación del CETI está sirviendo de argumento al Gobierno municipal para insinuar que la Delegación del Gobierno no presta a la Ciudad la colaboración que sería de desear en la tarea de albergar a los migrantes que a día de hoy se encuentran en la ciudad. Tras las repatriaciones organizadas a comienzos de mes, la mayoría de ellos son personas que se han negado a retornar a su país.

El Gobierno local ha centrado su atención en los migrantes recién llegados que, según las instrucciones de las autoridades sanitarias, han de observar un periodo de cuarentena. Todos ellos están concentrados en una nave industrial del polígono de El Tarajal, dividida en dos espacios para segregar a las personas que no se encuentran infectadas de aquellas que a su llegada a Ceuta dieron resultado positivo en las pruebas diagnósticas de coronavirus.

Las administraciones no ofrecen información sobre la situación de quienes han cumplido la cuarentena.

La Ciudad también busca un nuevo emplazamiento para los menores marroquíes que en verano fueron trasladados a un campamento al aire libre en Piniers.

Comentarios