Inmigración

EL SENADO RECHAZA LA SUSPENSIóN DE LAS "DEVOLUCIONES EN CALIENTE"

El PP asegura que el Gobierno ha puesto fin a una "inmigración ilegal desbordada" que buscaba "fórmulas brutales" para entrar

valla benzú
photo_camera Agentes de la Guardia Civil custodian a un migrante que consiguió saltar en octubre pasado la valla en Bezú/ A. SEMPERE

El Senado ha rechazado este miércoles la moción presentada por Podemos para propiciar la suspensión de las denominadas "devoluciones en caliente" en las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla. El Partido Popular ha avalado con sus votos la política migratoria del Gobierno, que, a su juicio, ha permitido dar un "vuelco" a la situación de la migración en las dos ciudades autónomas. 

El PP no renunciará a que el Gobierno de España mantenga vigente la práctica de las “devoluciones en caliente” en las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla. Los votos en contra de los senadores populares y la abstención de Ciudadanos han servido para rechazar en la Cámara Alta una moción presentada por Podemos por la que se instaba al ejecutivo a dar instrucciones a la Guardia Civil para que se abstenga de recurrir a lo que las autoridades españolas han venido en llamar “rechazo en frontera”.

“Se ha puesto fin a una inmigración ilegal, desbordada que arrasaba las dos vallas fronterizas, que buscaba fórmulas brutales de entrada como el uso de coches kamikaze”. De esta manera ha defendido la senadora del PP por Melilla, Sofía Acedo, la utilidad de las entregas inmediatas de migrantes a Marruecos. Acedo ha pretendido desautorizar la iniciativa de Podemos, a cuyos dirigentes ha acusado de extraer “rédito político” de las peculiaridades con las que el fenómeno migratorio se presenta en Ceuta y Melilla. Según la senadora popular, la política del Gobierno ha permitido dar un “vuelco” a la situación.

El PP ha planteado una enmienda a la moción de Podemos que, en la práctica, proponía al pleno una absoluta adhesión a la política migratoria de Mariano Rajoy. La formación morada reclamaba en su propuesta el desarrollo de un reglamento que garantizase el respeto a los derechos humanos y a la protección internacional en el trato dispensado a los migrantes que acceden de manera irregular a territorio español.

La Ley de Seguridad Ciudadana aprobada el pasado año recoge una disposición adicional por la que se concede aval jurídico a través de la Ley de Extranjería a las denominadas “devoluciones en caliente”, que el Gobierno define como “rechazos en frontera”. Podemos sostiene que, en su actual redacción, y ante la falta de un desarrollo legislativo, la entrega de los migrantes a las autoridades marroquíes constituye una vulneración de los derechos de los extranjeros reconocidos en los tratados internacionales suscritos por España.

La senadora de Podemos María Isabel Mora ha acusado al Gobierno español de exportar a Europa un modelo de gestión de la migración que ahora se reproduce con el acuerdo suscrito entre la UE y Turquía para frenar la entrada de refugiados al continente. “España ha sido pionera en esto”, ha criticado la senadora.

Los socialistas, a través de su portavoz, Jesús Martín, han mostrado su apoyo a la moción de Podemos, aunque han puesto distancia con respecto a las referencias críticas a Marruecos que se contienen en ella.

Por su parte, el senador de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Miquel Ángel Estradé ha calificado de “vergüenza” la situación en las dos ciudades autónomas. “La opinión internacional tiene la impresión de que se están conculcando los derechos humanos y que se utilizan unos territorios que forman parte de un pasado colonial para reprimir y coaccionar”, ha asegurado.

Comentarios