Inmigración

González (SUP): "La solución a la inmigración no es policial"

laura (Custom)
photo_camera Los ponentes que han intervenido en el panel sobre "Hacia una nueva política migratoria" / ANTONIO SEMPERE

Las nuevas políticas migratorias y el papel de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para con los inmigrantes han centrado el debate de las dos últimas ponencias, donde se ha puesto en tela de juicio el papel que juegan policías y agentes en el trato a quienes saltan la valla.

"Hacia una nueva política migratoria". Sobre este asunto ha versado el tercer panel del VII Congreso Internacional sobre Inmigración, Interculturalidad y Convivencia que se está desarrollando en el Campus Universitario.

El primero en tomar la palabra ha sido Tomás Calvo, Catedrático de Antropología Social en la Facultad de Ciencias Políticas de Madrid. El profesor en su intervención se ha trasladado hasta los orígenes de la humanidad asegurando que "la historia de la humanidad es la historia de las migraciones". Tomás Calvo es de la opinión de que no existen pueblos originarios, ya que todos hemos sido migrantes, todos venimos de África". 

A esto, el Catedrático añade que el ser humano es socialmente mestizo. Poco a poco el hombre se ha ido trenzando a través del intercambio de comunicación cultural.

La globalización actual ha propiciado la caida de la propia autonomía de la persona. "Estamos todos condicionados". 

Tomás Calvo no consigue entender por qué en la actualidad el tema de la inmigración se ve como un problema o un mal cuando "Europa ha sido un país inmigrante que se ha paseado por donde ha querido". Por ello, el profesor defiende un libre tránsito de personas por las fronteras. 

Calvo es optimista y considera que tenemos un mundo mejor que antes.

A continuación, ha tomado la palabra, el abogado Andrés García Berrio, quien se ha centrado en posibles actuaciones para mejorar la actual política migratoria. García Berrio propone un nuevo marco de extranjería, "respetando siempre los derechos humanos y con cierto control".

Este abogado lamenta que los migrantes deban esperar años para conseguir el permiso de residencia y el de trabajo. "Abogamos porque ese tiempo se reduzca a año o año y medio y se le de a esa persona la posibilidad de encontrar un empleo y así seguir con la regularización de su situación". 

Para Andrés García es el momento de cambiar determinadas reglas de juego. "En el momento en el que nos encontramos es tiempo de reflexionar y conseguir un consenso sobre hacia dónde podemos ir".

El diputado de Podemos por Cádiz, Juan Antonio Delgado, ha iniciado su intervención reivindicando el "gran papel" que desempeña la Guardia Civil y las oenegés en lo que a inmigración se refiere. 

El miembro de Podemos considera que es necesario una regulación eficaz de los flujos migratorios. "No basta con el acogimiento de estas personas sino está previsto dispensarles un trato posterior".

Juan Antonio Delgado ha aseverado que "España no es ejemplo de gestión migratoria". Para ello, ha repasado las diferentes actuaciones realizadas en la frontera Sur. 

La intervención de Delgado ha finalizado asegurando que para saber qué nos deparará el futuro es necesario que cada persona realice un ejercicio de imaginación. 

Las actuaciones de los agentes, a debate

La última mesa de la jornada ha sido la relativa a “La inmigración desde la óptica de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad”. El primero en tomar la palabra ha sido el representantes del Sindicato Unificado de Policía, Jesús María González, quien ha calificado a los policías como el “coche escoba de unas políticas desastrosas de muchos gobiernos. Como siempre el malo es el último en llegar y en este caso es quienes estamos en la frontera”. Para González la solución a la inmigración no pasa por una solución policial.

Por su parte, el que fuera miembro de la AUGC, Juan Antonio Delgado, ha comentado que tras reunirse con los sindicatos policiales y de la Guardia Civil estos le han hecho legar que “la inmigración ilegal en la ciudad no es un problema”. Sus reivindicaciones pasan por unas mejores infraestructuras en la frontera.

De nuevo el papel de los medios de comunicación sobre la visión que se da de la inmigración se ha puesto sobre la mesa.

José Palazón de Prodein, ha roto una lanza sobre la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en relación a “lo que les obligan a hacer. Si yo fuera guardia civil y tuviera que hacer lo que hacen los guardias directamente colgaría el uniforme”. Algo que ha afeado el representante del SUP ya que “aunque no estemos de acuerdo con lo que nos manden, no podemos colgar el uniforme porque tenemos hipotecas que pagar. Desde el sofá todo se ve más fácil y sencillo”. Palazón insiste en que los agentes se nieguen a actuar de determinada forma “cuando esta roza la legalidad o cruza la delgada línea de los derechos humanos”. El ex guardia civil ha matizado que durante su carrera tuvo 18 expedientes disciplinarios, justificando que se puede decir no.

Por su parte, Andrés Berrió ha afirmado con rotundidad que las actuaciones en la valla de ambas ciudades autónomas son “totalmente irregulares” y ha puesto varios ejemplos como lo sucedido en la playa del Tarajal el 6 de febrero de 2014, que ha centrado gran parte de esta mesa redonda. El ex representante de la Guardia Civil ha asegurado que si “estos hechos hubiesen ocurrido en otro país europeo, el primero en dimitir hubiese sido el ministro del Interior”. Berrió aboga por unos cambios estructurales en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ya que “hay un problema democrático de mecanismos de control que perjudica a los agentes y al ciudadano”. Ha criticado también el trato que se da a los marroquíes en la frontera “y que he visto en estos días”. El representante del SUP no ha negado que se produzcan abusos pero asegura que aplican lo que mandan los políticos. “Nosotros no decidimos cómo se actúa en la frontera, lo hacen los políticos”, aclara González.

La opacidad tanto de la Policía Nacional como de la Guardia Civil ha sido criticada en tanto en cuanto se investigan entre sí y “por tanto, poco se saca de este asunto”. La mesa ha abogado por crear un cuerpo que dependa directamente de un juez para garantizar mayor transparencia.

La ley de extranjería y cómo se debe actuar ante un inmigrante subido en la valla ha sido objeto de debate entre la mesa y el público asistente, entre ellos Mahmud, cuya historia ha servido de ejemplo para criticar el trabajo de guardias y policías. El representante del SUP, tras varias críticas por parte del público, ha animado a quienes "consideran que no se trata de forma adecuada a quienes cruzan la frontera o saltan la valla, vayan al juzgado y lo hagan tantas veces como sean necesarias". El abogado Berrió apostilla que esperan conseguir una fiscalía institucional para luchar contra este tipo de actuaciones, entre otras.

Arcadi Oliveres, profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Barcelona, ha apostado por cambiar la óptica sobre seguridad y sobre la visión que se tiene de los terroristas y desterrar la idea de que todo está justificado “para luchar contra el terrorismo”.

Se ha cerrado la mesa con un dato. En España hay 5,1 policías por cada mil habitantes mientras que en el resto de Europa es de 2,3 y "aun así nuestro sistema policial es un desastre", opina el ex guardia civil Delgado, al tiempo que se ha apostado por la democratización de la Guardia Civil.

 

Comentarios