Inmigración

Vivas e Imbroda, con los guardias civiles imputados

Vivas e Imbroda, durante su visita a la frontera/ A.S.
photo_cameraVivas e Imbroda, durante su visita a la frontera/ A.S.

El PSOE ceutí exige que se depuren responsabilidades políticas

Los presidentes de las dos ciudades autónomas, el ministro del Interior y el director general de la Guardia Civil han cerrado hoy filas en la defensa  de los 16 guardias a los que una juez ceutí ha imputado dentro del procedimiento abierto por la muerte de 15 inmigrantes en la playa de El Tarajal  hace un año.

Los presidentes de Ceuta y Melilla, Juan Vivas y Juan José Imbroda, respectivamente, han escenificado su respaldo a los agentes procesados en el paso fronterizo de El Tarajal. El programa de la visita del mandatario melillense a Ceuta incluía esta visita a la frontera, a apenas medio centenar de metros de donde murieron los 15 jóvenes inmigrantes el 6 de febrero de 2014.

“Los agentes solo cumplieron con su obligación”, ha reivindicado Imbroda. “Trabajan en condiciones de extrema dificultad en la frontera con un claro compromiso por la defensa de los derechos humanos”, ha sentenciado a continuación Vivas.

El presidente melillense ha alertado de lo que ha definido como “efecto llamada”, mientras su homólogo ceutí ha sentenciado que la solidaridad se encuentra inscrita en el “código genético” de ambas ciudades.

Tanto Imbroda como Vivas han declarado su respeto a la resolución judicial, al tiempo que han subrayado que no se puede interpretar una imputación judicial con una condena.

Las manifestaciones de los presidentes de las dos ciudades se producían después de que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, también expresara su apoyo a los guardias civiles en los pasillos del Congreso de los Diputados. “Salvo que se demuestre lo contrario, los guardias civiles son inocentes”, ha asegurado el ministro. Fernández Díaz ha rogado a la juez que agilice el proceso “por el bien de los guardias civiles”.

A medio millar de kilómetros de allí, en Málaga, el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, ha asegurado que la labor de los guardias es “transparente y limpia”. “Los agentes de la Guardia Civil, donde se les ve y donde no, cumplen la ley y los derechos humanos”, ha sentenciado.

“Se esconden tras la Guardia Civil”

La noticia del procesamiento de los agentes que el día de la muerte de los inmigrantes se encontraban en la playa –un capitán, un teniente, un sargento y 13 guardias- llevaba esta mañana al secretario general del PSOE ceutí, José Antonio Carracao, a acusar a los responsables políticos de "esconderse” tras la Guardia Civil. “Se esconden detrás de ellos y los arrojarán a los pies de los caballos cuando la situación se torne insostenible”, ha vaticinado el socialista.

Carracao ha señalado al delegado del Gobierno, Francisco Antonio González, como uno de los culpables de que la depuración de las responsabilidades políticas no se haya iniciado, un año después de las muertes de los inmigrantes. “Debería ser González quien se sentase en el banquillo y diese explicaciones”, ha reclamado.

Comentarios