Inmigración

Afirma que el número de niños y adolescentes llegados desde Marruecos ha crecido un 70% en cuatro meses

Vivas pide el traslado a la Península de los menores extranjeros que no puedan ser atendidos por la Ciudad

En pleno enfrentamiento con el Gobierno central por la crisis de los 7,2 millones, el presidente de la Ciudad reclama que se traslade a centros de acogida de la Península a aquellos menores extranjeros que no puedan ser atendidos en Ceuta. 

“Colapso” y “emergencia” han sido algunos de los términos con los que el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ha descrito la situación generada en torno a la presencia de los menores extranjeros no acompañados en Ceuta. En pleno enfrentamiento institucional entre la Ciudad y el Gobierno central por la suspensión de la transferencia de 7,2 millones de euros a las arcas municipales, Vivas ha desempolvado su viejo reproche al Estado por la falta de medios con los que la administración local debe enfrentar el fenómeno migratorio.

“No hay más capacidad de acogida, estamos en una situación de absoluto colapso: Ceuta está sometida a una presión que no puede soportar”, ha sentenciado Vivas en el transcurso de una comparecencia de prensa en la que ha dado cuenta del contenido de la conversación telefónica que mantuvo el pasado martes con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

La respuesta de Vivas a lo que ha calificado como “absoluta emergencia” será la de promover una iniciativa para exigir al Gobierno central que traslade a centros asistenciales de la Península a todos los menores que las instalaciones de acogida de la ciudad no pueda recibir. “Aunque la solución definitiva es la de colaborar con Marruecos para que el país vecino asuma la responsabilidad que le corresponde y favorezca la devolución de los niños a su país de origen”, ha querido aclarar el político popular.

Según ha explicado el presidente, el número de menores extranjeros acogidos por la Ciudad ha crecido en cuatro meses un 70% tras pasar de 250 a 420. “Esta cifra significa multiplicar por 7 la capacidad del centro de acogida”, ha continuado Vivas.

El presidente ha instado al Gobierno central a acometer las medidas que resulten necesarias para aliviar la presión migratoria que, según ha descrito, suponen estos menores para la ciudad. Vivas ha estimado que el dinero que la Ciudad recibe para la atención de estos niños y adolescentes significan menos de la mitad de lo que la institución municipal gasta en ellos.   

Comentarios