Vox lleva al Congreso su cruzada contra los niños y adolescentes extranjeros

La formación de extrema derecha anuncia el registro de una proposición no de ley para evitar que los niños y adolescentes extranjeros que se encuentran en Ceuta, Melilla y Canarias sean enviados a otros puntos de España

Santiago Abascal
photo_camera El presidente de Vox, Santiago Abascal, en la tribuna del Congreso

Vox ha anunciado el registro en el Congreso de una proposición no de ley cuyo fin confesado es «evitar la distribución de menores extranjeros no acompañados por las regiones de España». La formación de ultraderecha persevera de esta forma en su campaña contra los niños y adolescentes extranjeros, a quienes quiere fuera del país.

La portavoz de Vox en el Congreso, Josefa Millán, considera que la reubicación de los menores entre las distintas comunidades autónomas para ser atendidos y protegidos equivale a «enviar un mensaje a las mafias» para que sigan trayendo a menores a las costas españolas.

Millán ha reclamado al PP que respete los pactos de gobierno suscritos con la formación ultraderechista que, según sostiene, mantenían como principio la lucha contra la inmigración ilegal. «Los pactos están para cumplirlos y si no, si uno no se ve con capacidad de cumplirlos, pues no se firman», ha reprochado la ultraderechista a los populares.

La portavoz ha identificado el principio de solidaridad invocado por el Gobierno con la repatriación de estos niños y adolescentes. «Solidaridad sería procurar la reagrupación familiar de estos menores para que estén en sus lugares de origen», ha reivindicado la parlamentaria, quien ha vuelto a apelar al denominado «efecto llamada».

La ultraderechista ha insistido en la necesidad de expulsar de España a todos los migrantes irregulares, en la elaboración de un plan para repatriar a los menores y en hacer ver a los migrantes que por muchos años que lleven residiendo en el país su situación jamás será regularizada.