La Ciudad

La temporada de baño ha comenzado

27 socorristas vigilan las playas de Ceuta; Calamocarro y Benzú vuelven a quedar fuera

descarga (8)
photo_camera Un socorrista en el puesto de vigilancia del Chorrillo (CEDIDA)

La Consejería de Medio Ambiente ha instalado cincos puestos fijos y diez sillas elevadas de vigilancia en La Ribera, Chorrillo, Benítez, Almadraba y Tarajal.

La temporada de baño ha comenzado y con ella el servicio de salvamento y socorrismo en las playas. Este año, el servicio ha sido adjudicado a la empresa Marsave que lleva trabajando en los arenales de Ceuta los últimos cuatro años. 

Marsave empleará a 32 trabajadores, -de los que 27 serán socorristas y cinco técnicos sanitarios y de emergencias, para prestar servicio en los cincos puestos fijos y las diez sillas elevadas de vigilancia instaladas por la Consejería de Medio Ambiente y Servicios Urbanos en las playas de Ribera, Chorrillo, Benítez, Almadraba y Tarajal. 

Además de la vigilancia en el litoral, la empresa dispone de tres embarcaciones, una lancha semirrígida de seis metros de eslora y dos motos náuticas habilitadas específicamente para tareas de rescate y salvamento, que incorporan una camilla, además de una ambulancia de soporte vital avanzado y un vehículo todoterreno. Por otra parte, en cada uno de los módulos de socorrismo instalados en las playas de Ribera, Benítez, Chorrillo, Tarajal y Almadraba se dispone de un desfibrilador semiautomático.

De nuevo, y a pesar de las peticiones de los vecinos, Benzú y Calamocarro se quedan sin socorristas.

Asimismo, la Policía Local se ha incorporado a las tareas de vigilancia en las zonas de baño, a lo que destinará más de una decena de funcionarios, distribuidos en dos turnos, que reforzarán la seguridad de lunes a domingo en las playas de mayor afluencia, que son las de La Ribera, Chorrillo, Benítez, Almadraba y Tarajal, en horario de 12.30 a 19.30 horas. A ello se sumará las patrullas normales que realizarán labores de apoyo a esta vigilancia específica en playas.

Comentarios