La Ciudad

estudio sobre los juegos populares de ceuta

"Antes los juegos de los niños eran de desafío y en la calle"

Alumnos del centro jugando a San Juan de Deu / CEDIDA
photo_cameraAlumnos del centro jugando a San Juan de Deu / CEDIDA

San Juan del Deu, el Guachi o el Pincho son algunos de los juegos caballas incluidos en una recopilación de juegos populares realizado por tres profesores de Educación Física y que está pendiente de ver la luz en forma de libro.

Mariquita correcalles. Palitroque. Pingo. Si usted tiene más de 30 años sabrá de qué se trata y seguramente habrá pasado horas jugando en la calle con sus amigos, sin móviles, sin consolas, sin casco y sin rodilleras. Tres profesores de Educación Fisica, Víctor Ortega (del Pablo Ruiz Picasso y Santa Amelia y Raúl Guerrero y Laura Pérez Macías del Clara Campoamor, han recopilado, desde el año 2002, un total de 150 juegos con los que se divertían hace años los niños de la ciudad. La idea de conseguir toda esta información, que está pendiente de ver la luz en forma de publicación, surgió a raíz de comenzar a trabajar con el proyecto ARCE. “Nos hermanamos con otros centros de España y comenzamos a buscar los juegos más populares de ayer preguntado a los mayores que fueran de Ceuta de toda la vida mientras los alumnos también preguntaron a sus padres y abuelos”, explica Guerrero a Ceuta Actualidad. Con toda la información sobre la mesa, solo faltaba unir los juegos de ayer con los de hoy. Durante el desarrollo del proyecto los alumnos pudieron disfrutar con juegos como el San Juan de Deu, que consiste en cantar y seguir el ritmo de la música con una piedra, “antes el que perdía se tenía que tirar al agua”; el guachi o canciones populares.

Tras comparar los juegos, los autores aseguran que los juegos de ayer y hoy son parecidos. Lo que ha cambiado es la forma de jugar. “Poco se juega ahora en la calles y los niños no saben hacerlo solos. Necesitan estar dirigidos por un adulto. Antes, los juegos eran de desafío, de aventura, de salto como el pingo, la lima o el pincho…”.

Por otro lado, hay juegos que no pasan de moda como el escondite, el pilla- pilla, el rescate o polis y ladrones.

chapasUn dato curioso que han descubierto estos profesores es que había juegos propios de cada barriada. En los años 50, por ejemplo, en la Plaza de los Reyes se jugaba a Mariquita correcalles o al palitroque. “Hoy no se juega a nada. A perseguir palomas en todo caso”, lamenta Guerrero, al tiempo que asegura que el niño ha perdido en autonomía. “Antes un grupo de niños con un palo y una pelota se podían pasar horas jugando, hoy no saben qué hacer con ello si no tienen un adulto cerca que les guíe”.

Pero también hay juegos populares que hoy no lo serían tanto ya que apostaban por unos roles muy marcados de las niñas como amas de casa.

Toda esta recopilación de juegos está pendiente de ser publicada por parte del Instituto de Estudios Ceutíes bajo el nombre “Juegos populares y tradiciones de Ceuta”, un bonito trabajo para no perder el arte de jugar en la calle y con los amigos y cuyos autores esperan que "sea un documento vivo donde se sigan incorporando juegos o distintas versiones". 

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad