La Ciudad

Arquitectos y Ciudad coinciden en la necesidad de impulsar una Ley del Suelo

De izquierda a derecha, Tamara Guerrero, José María Mora y Alejandro Ramírez (CEDIDA)
photo_camera De izquierda a derecha, Tamara Guerrero, José María Mora y Alejandro Ramírez (CEDIDA)

La aprobación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que continúa en tramitación, ha vuelto a ser una de las reivindicaciones que el decano del Colegio de Arquitectos ha planteado al consejero de Fomento y Turismo, Alejandro Ramírez.

La Ciudad y el Colegio Oficial de Arquitectos coinciden en la necesidad de impulsar una Ley del Suelo como paso previo para impulsar el planeamiento y planificación de Ceuta durante las próximas décadas.  El consejero de Fomento y Turismo, Alejandro Ramírez, la directora general de su departamento, Tamara Guerrero, y el decano del Colegio, José María Mora, han mantenido un encuentro para evaluar las líneas de colaboración que pueden abrirse entre la institución colegial y la administración local para el progreso del urbanismo local.

La aprobación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que continúa en tramitación, ha vuelto a ser una de las reivindicaciones que el representante de los arquitectos ceutíes ha planteado al consejero. El Colegio defiende que este documento, pese a su carácter técnico, es fundamental en el desarrollo de la población y del tejido social, económico y empresarial de la ciudad.

 

Rehabilitación energética de edificios

Ramírez y Mora también han abordado el futuro de los planes de rehabilitación energética de edificios a fin de confeccionar un plan integral que permita la adecuación del actual parque inmobiliario a las exigencias en materia energética y de accesibilidad.

El decano del Colegio ha ofrecido a la Consejería su colaboración en la consecución de los objetivos trazados en el Informe de Evaluación de Edificios. A petición de Mora, el consejero se ha comprometido a incluir a un miembro del Colegio como miembro pleno de la Comisión de Accesibilidad, que abordará, en breve, la modificación del reglamento y la ordenanza.

El representante de los arquitectos también ha defendido ante Ramírez los beneficios que reporta la convocatoria de concursos de arquitectura “no sólo para conseguir un grado de excelencia en las propuestas y realidades de la ciudad, sino también por la transparencia y proyección externa que alcanzaría, lo cual redundaría en beneficio absoluto de la administración y de la ciudadanía”.

Comentarios