La Ciudad

EL NUEVO PASO FRONTERIZO TARAJAL II ABRE SUS PUERTAS ESTE LUNES

El Biutz, un paso fronterizo que nunca debió abrirse

El Biutz ha sido escenario de la muerte de dos porteadoras / ARCHIVO
photo_cameraEl Biutz ha sido escenario de la muerte de dos porteadoras / ARCHIVO

Tras 12 años de actividad, el Biutz dice adiós a los miles de porteadores que han pasado por sus tornos cargados con bultos de enormes proporciones. Deja paso a una instalación más moderna que pretende poner orden en una realidad  complicada y llena de fardos que ha dejado dos mujeres muertas por las tan habituales avalanchas. El Tarajal II no será la panacea y para muchos será “más de lo mismo pero en otro punto”.

En julio de 2005 se abría el paso del Biutz. La idea inicial era aliviar la presión diaria de porteadores que soportaba la frontera del Tarajal. Una medida cuanto menos curiosa ya que este paso comercial se ponía en marcha dentro de un polígono privado, una circunstancia que ha ocasionado la mayoría de sus problemas.

Desde su puesta en marcha, los tornos de este paso no presagiaban nada bueno. El Sindicato Unificado de Policía ya lo advertía por aquella época y pedían su cierre. Por eso la tragedia que se vivió aquella mañana de lunes de 2009 no sorprendió prácticamente a nadie. Una avalancha, una más de las muchas que se viven a diario, acabó con la vida de dos mujeres porteadoras de 32 y 53 años, que murieron aplastadas y asfixiadas por una multitud con un objetivo común: cruzar a Marruecos con la mercancía cargada a sus espaldas antes del cierre del paso. Junto a ellas, 20 heridos y entre ellos, cuatro policías nacionales. Este hecho sucedió hace 8 años y las cosas poco han cambiado. Mañana lunes este paso “maldito” parará sus tornos para dejar el sitio a una nueva instalación más moderna y segura según han comentado las Autoridades españolas.

Desde el año 2008 ya se venía hablando del cierre del Biutz pero la realidad ha sido bien distinta. Año tras año el número de porteadores que a diario cruzan este paso cargados como mulas ha ido aumentando hasta llegar a más de 3.000 diarios, según datos de Delegación de Gobierno. De hecho, en 2014 el por aquel entonces delegado de Gobierno, Francisco Antonio González, aseguraba que la cifra de porteadores se había triplicado en unos meses. Por esas fechas las avalanchas seguían siendo el pan nuestro de cada día con heridos tanto de agentes de la autoridad como de marroquíes.

porteadoras-1Muchos se han preguntado por qué no se cerraba el paso y se prohibía este comercio “atípico” entre Ceuta y Marruecos. La respuesta: económica. Se estima que cerca de la mitad de las exportaciones salen de Ceuta a las espaldas de las portadoras, una actividad que se cifra en más de 400 millones de euros, según un estudio de la Universidad de Granada titulado Estudio sobre el Régimen Económico y Fiscal de Ceuta.

Esta situación se vive de lunes a jueves y hasta las 13.00 horas, momento en que se cierra el Biutz, de ahí las prisas, sobre todo a última hora, para aprovechar y hacer el mayor número de pases posibles con bultos que superan con creces el peso y tamaño de quienes los cargan a sus espaldas. En un intento por reducir las dimensiones de los bultos, Delegación de Gobierno acordó unas medidas máximas, que se han quedado en el papel. El nuevo paso del Tarajal II cuenta con unos medidores para comprobar que los bultos no exceden del 40x60. De hecho, la Ciudad Autónoma ha lanzado una campaña publicitaria para informar sobre este asunto. Además contará con un escáner para que la Guardia Civil puede controlar el contenido de los fardos, algo que hasta ahora se ha podido hacer.

 

Antecedentes

El polígono del Tarajal se construyó entre finales de los 80 y principios de los 90, con la idea de la exportación. Al existir propiedades privadas se fueron construyendo más polígonos que orientaron su actividad hacia Marruecos, concentrándose en la frontera toda la base comercial, desbancando las compras que se hacían por toda la ciudad.  El cierre del paso de Benzú en el 2000 concentró más aun la actividad en el Tarajal. El paso del Biutz abrió tras llegar a un acuerdo en 2002 con Rabat, para aliviar la presión sobre el Tarajal.

 

Baile de fechas

Tras un año lleno de supuestas fechas de apertura del nuevo puente comercial, parece ser que España y Marruecos han llegado a un acuerdo y será mañana lunes cuando el Tarajal II abra sus puertas. El delegado de Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, aseguraba haber tenido en cuenta todas las variables que se pueden dar con este nuevo paso pero siempre hay sitio para la “incógnita” y más cuando se trata de una instalación que estará en constante movimiento.

Durante 2016 se anunciaron hasta seis fechas diferentes sobre la apertura de este paso. A primeros de año, el 25 de enero, las administraciones central y autonómica anuncian la apertura para el mes de abril. Para esta fecha ya se coordinan los recursos materiales y humanos que resultará preciso disponer una vez que se abra el Tarajal II. Dos meses después, el 18 de marzo, el portavoz del Gobierno, Jacob Hachuel, reconocía que el nuevo paso no se abriría en la fecha anunciada. El motivo que aportaba es que las obras, aunque estaban licitadas, aún estaban pendientes de comenzar. Por entonces tampoco estaba definido el número de personal que se iba a hacer cargo de este paso, aunque sí se sabía que iban a participar efectivos de la Policía Nacional, de la guardia Civil y de la policía Local, además de un servicio de vigilancia privada contratado y pagado por la Ciudad.

fernández cucurullCinco días más tarde, el 23 de marzo, era el propio delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, el que explicaba que la apertura del Tarajal II se demoraría un mes, alegando demora en las obras que debía ejecutar la Ciudad. El 1 de abril es el Gobierno el que no garantiza que el paso vaya a estar operativo para mayo. De nuevo las obras que debe llevar a cabo la Ciudad serán las culpables de la tardanza. En todo caso, el portavoz del Gobierno aventuraba que la fecha en la que estimaba que con toda seguridad entrara en servicio el Tarajal II sería antes del verano.

El 25 de abril, la primera quincena de junio es la nueva fecha que se barajaba, justo antes de comenzar la Operación Paso del Estrecho (OPE). De nuevo era el delegado del Gobierno el que se pronunciaba al respecto. Al parecer, las trabas que hasta ese momento impedían la inauguración del nuevo paso ya estaban superadas.

El 30 de junio aún quedan muchos flecos pendientes. Ceuta Actualidad adelantaba como nueva fecha el mes de septiembre. Un anuncio que haría oficial Fernández Cucurull el 22 de julio. Según precisaba el delegado, Marruecos había pedido que la puesta en marcha del Tarajal II se retrasara hasta después de la OPE. Pero avances sí se habían producido ya que Servicios Tributarios de la Ciudad ya tenía contemplada la partida necesaria para la contratación de vigilancia privada que trabajará de manera conjunta con las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Finales de septiembre, ésta fue la última fecha que se dio sobre la apertura del Tarajal II, que verá pasar los primeros porteadores cinco meses después. Eso sí, lo hará con muchas dudas.

 

Los mismos problemas en otro punto

accesoalpasotarajal-IIPaso Tarajal II/ C.A.

Si en algo coinciden Delegación, policías y empresarios del polígono es que el Tarajal II no va a ser la panacea a los problemas que se arrastran desde hace años. “Lo único que van a hacer es cambiar los problemas de sitio”, comentan desde el Sindicato Unificado de Policía aunque “si cada uno asume sus responsabilidades las cosas podrán ir mejor”. Responsabilidades que pasan por control la cola por parte de la Policía Local y las mercancías por la Guardia Civil. De esto también es consciente el delegado de Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, quien además el pasado fin de semana reservaba una parte “a la incógnita” lógica de poner en marcha algo nuevo, incógnitas que se irán solucionando según vayan apareciendo.

Hay mucha dudas aun, a un día de abrirse el paso, sobre el número de agentes que se encargarán de controlar el paso de mercancías, así como si finalmente se contarán con los 27 vigilantes privados que en un principio la Ciudad tenía intención de contratar con un presupuesto anual de 600.000 euros; cuántos agentes de la Policía Local y de qué unidades darán apoyo en el nuevo paso o cuál es el protocolo de actuación de los funcionarios de Servicios Tributarios cuando, por ejemplo, los bultos excedan las dimensiones, el cobro de tasas, o simplemente la comunicación con las personas que no hablen español.

Comentarios