La Ciudad

El Consejo de Ministros aprueba una ayuda de dos millones que la Ciudad deberá destinar a programas sociales

Ceuta recibirá en 2020 10,9 millones de euros por la liquidación del sistema de financiación de 2018

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, y la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros (MONCLOA)
photo_cameraLa vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, y la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros (MONCLOA)

La Ciudad recibirá también 1,10 millones correspondientes a  la deuda que la Administración Central mantiene con las comunidades en concepto de la actualización de las entregas a cuenta del sistema de financiación de 2019.

Ceuta recibirá en 2020 10,9 millones de euros por la liquidación del sistema de financiación correspondiente al ejercicio de 2018. El Ministerio de Hacienda ha informado hoy de los resultados de la liquidación de la diferencia entre las entregas a cuenta y la cantidad que corresponde a las autonomías, un cálculo que este año es favorable a las comunidades y a las ciudades autónomas.

A su vez, el Consejo de Ministros ha aprobado esta mañana el reparto de 4.682,29 millones de euros entre las comunidades autónomas –excepción hecha de Navarra y País Vasco- y Ceuta y Melilla. Estas cantidades proceden de la deuda que la Administración Central mantiene con las comunidades en concepto de la actualización de las entregas a cuenta del sistema de financiación de 2019. Ceuta recibirá 1,10 millones. Las comunidades autónomas ingresarán 102.800 millones por esta deuda, esto es, un 7,1% más que el año anterior.

El Consejo de Ministros también ha dado su visto bueno a la concesión a Ceuta y Melilla “con carácter excepcional y por razones de interés públicos, social y económico” de dos subvenciones por un montante conjunto de cuatro millones de euros. Ceuta recibirá dos millones, que deberá emplear en la puesta en marcha de iniciativas dirigidas a atender a afectados por enfermedades mentales o neurológicas, con discapacidad visual, síndrome de Down, limitaciones físicas, psíquicas o sensoriales, pacientes de Alzheimer, mayores dependientes con necesidad de ser acogidos en una residencia y, en general, personas en riesgo de exclusión social.

 

Comentarios