La Ciudad

IRA AL CONSEJO DE GOBIERNO DEL 11 DE NOVIEMBRE

La Ciudad licitará un contrato de casi 20 millones de euros para el refuerzo de la limpieza viaria

El nuevo contrato contempla los servicios excluidos del contrato de Trace / ANTONIO SEMPERE
photo_cameraEl nuevo contrato contempla los servicios excluidos del contrato de Trace / ANTONIO SEMPERE

La Ciudad ha redactado ya el pliego de prescripciones técnicas para licitar un nuevo contrato de limpieza viaria por un valor de 4,3 millones de euros anuales. Con la licitación de este contrato, la Ciudad aumenta la partida presupuestaria destinada a la limpieza viaria.

Lo hará hasta un importe cercano a los 25 millones de euros, si se tiene en consideración que en el informe de la cuenta general de la Administración local, el coste del servicio de limpieza en el año 2015 fue de 20.761.673 euros.

Este contrato parte del que la empresa municipal Procesa tiene en vigor un contrato con la UTE compuesta por Urbaser y FCC por un valor cercano a 1.800.000 euros destinado, entre otras labores, a la limpieza de vaguadas, solares y escombreras.  Este concluye el 11 de noviembre.

Los servicios que se contemplarán en el nuevo, al margen de los existentes, son los que están excluidos en la relación contractual que mantiene la actual concesionaria del servicio de recogidas de residuos urbanos y de limpieza viaria, Trace, con la Ciudad. Así, según ha explicado, el consejero de Medio Ambiente, Emilio Carreira, este nuevo contrato contemplará la realización de los servicios extraordinarios, trabajos de limpieza vertical y limpieza de escombreras urbanas, entre otros trabajos.

El nuevo contrato, cuya documentación se llevará al Consejo de Gobierno del 11 de noviembre por parte de la Consejería de Medio Ambiente para proceder a la aprobación del gasto plurianual, es de 4,3 millones de euros anuales y saldrá a licitación por un periodo de cuatro años. Aparte del aumento de servicios con respecto al actual, el nuevo también contempla un incremento de trabajadores. El que concluye el próximo día 11 de noviembre contempla 90 trabajadores, mientras que el próximo lleva aparejada una plantilla de 115.

Todo ello con el fin de cumplir con las nuevas necesidades que surgen en esta parcela, según asegura Carreira, que recuerda que sin la colaboración urbana y el respeto a las ordenanzas de limpieza es muy complicado alcanzar los objetivos de calidad pese a los esfuerzos que se realicen.

El importe anual del nuevo contrato a licitar tiene su justificación en el incremento de servicios, de personal y porque la Ciudad, acorde al cumplimiento de una sentencia, tiene que adecuar las retribuciones a las establecidas en el convenio de Trace.

Hasta que se adjudique el contrato, los trabajos que ha venido realizando la UTE se llevarán a cabo por parte del personal del Plan de Empleo

 

Contrato actual

Cabe recordar la Ciudad adjudicó, a través de una Mesa de Contratación, a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por la sociedad ceutí “Africana de Construcciones y Contratas” (ACC) y la almeriense “Lirola Ingeniería y Obras”, el contrato de gestión del servicio público de limpieza viaria y recogida de residuos domésticos por un periodo de diez años. La adjudicación se llevó a cabo el 27 de noviembre de 2012

El contrato se adjudicó por un importe de 15,05 millones de euros anuales, un 10 por ciento por debajo del precio de licitación. El precio supuso un ahorro superior al 20 por ciento sobre el coste la Ciudad abonaba hasta ahora por estos servicios, que se prestaban Urbaser y Contenur.

La UTE conformada por las dos mercantiles fue la única que concurrió a para hacerse con el servicio.

Posteriormente, el 26 de marzo de 2015, la Ciudad aprobó la modificación del contrato, que supuso el pago a la empresa concesionaria, TRACE de un incremento del presupuesto dedicado a la limpieza pública viaria y a la recogida de residuos domésticos próximo al 10 por ciento. En números absolutos, ese incremento fue de 1,46 millones de euros, de los cuales el 91,5 ciento (1,34 millones de euros) se corresponden al personal y el resto a la amortización de la maquinaria. A esa cantidad se le ha aplicado la baja que hizo la empresa adjudicataria en la licitación pública, de modo que el coste para la Ciudad de la ampliación de los servicios y la mejora de la maquinaria queda situado en 1,31 millones de euros. 

Comentarios