La Ciudad

superan las capacidades de la ciudad

La Ciudad idea un protocolo para actuar con los menores siete días después del crimen de La Ribera

Menores
photo_camera Seis menores, encaramados a una de las verjas del recinto del puerto/ C.A./ARCHIVO

El documento, de cuyo contenido no se han aportado detalles, contemplará mayor presencia policial en las calles. 

Los policías locales y los equipos de menores municipales dispondrán de un protocolo de actuación dirigido a atender a los niños y adolescentes que vagabundean por las calles.  La medida ha sido anunciada por el Gobierno de la Ciudad justo cuando se cumple una semana del asesinato del joven marroquí Ibrahim Arraoui a manos, presuntamente, de tres menores extranjeros no acompañados (menas).

Los consejeros de Gobernación y Menores, Jacob Hachuel y Adela Nieto, respectivamente, han presentado la iniciativa en una rueda de prensa que han comenzado con una alusión expresa al crimen y una referencia al incremento del número de menas que ha experimentado en la ciudad en los últimos años.

Hachuel y Nieto no han aportado datos precisos sobre la naturaleza del protocolo, aunque sí han confirmado que contemplará un incremento de la presencia policial en las horas y lugares donde se concentran los menores, entre los que han citado explícitamente el Poblado Marinero y la explanada del puerto. El consejero de Gobernación ha insistido ante los periodistas en que la medida no afectará sólo a los menas sino que se aplicará a todos los menores cualquiera que sea su origen.

Pese a estas prevenciones, todas las actuaciones presentadas este viernes por los consejeros están dirigidas a los menores extranjeros. Así, Nieto ha anunciado que el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ha telefoneado a su homólogo melillense, Juan José Imbroda, con el propósito de solicitar una reunión al Ministerio de Empleo y Seguridad Social, competente en materia de inmigración,  para exponer la situación que viven los menores en las dos ciudades autónomas. Asimismo, la Ciudad no descarta instar un encuentro con responsables del Ministerio de Asuntos Exteriores a fin de evaluar las posibilidades de alcanzar algún tipo de entendimiento con las autoridades marroquíes que permita la reagrupación de los menores con sus familias.

“No se puede criminalizar a los menores pues la mayoría no son conflictivos, pero sí es cierto que existe un número de ellos que generan situaciones no deseables en la ciudad”, ha argumentado la consejera de Menores.

 

La Ciudad, superada

Nieto ha insistido en que el número de menores extranjeros que ha de atender la Ciudad supera sus capacidades. Según sus datos, los equipamientos y servicios destinados a esta función podrían atender del orden de 60 a 70 niños y adolescentes. El centro de menores La Esperanza acoge actualmente a 170.

Ni Hachuel ni Nieto han podido precisar el porcentaje de delitos que, con respecto al total, tienen como autores a menores extranjeros. La responsable de Menores sí ha revelado que durante el año pasado el número de medidas de privación de libertad aplicadas a estos adolescentes en 2016 se situaron en 13 mientras las medidas alternativas al internamiento fueron 88.

“Cualquier acto en contra de los intereses de los menas nos preocupa”, ha subrayado la consejera.

Los representantes del Gobierno han preferido no hacer ninguna valoración acerca de la cacerolada convocada para el próximo 2 de abril por la plataforma “Ceuta Insegura”, que denuncia la existencia en la ciudad de un estado de inseguridad ciudadana.

Comentarios