La Ciudad

último trámite administrativo

La Ciudad saca a concurso la parcela donde irá ubicada la clínica de radioterapia

radioterapia reunión de febrero
photo_camera Reunión mantenida entre la Ciudad y la Delegación con representantes de la Clínica Radón en febrero / ARCHIVO

Sería el último trámite administrativo. Según las previsiones, la Clínica Radón abrirá sus puertas en 2018. 

El Negociado de Patrimonio de la Ciudad Autónoma ha publicado este viernes en el BOCCE el anuncio para adjudicar por concurso una concesión demanial de un solar del proyecto de reparcelación del Plan parcial de Loma Colmenar para la implantación de una clínica de radioterapia y oncología.

Este tipo de contrato supone el otorgamiento a la empresa beneficiaria del derecho a hacer un uso “privativo, exclusivo y excluyente” del suelo, en este caso, para la apertura de las dependencias sanitarias.

Después de mucho esperar, éste sería el último trámite administrativo de cara a abrir la Clínica Radón. La apertura y puesta en funcionamiento de las instalaciones deberá iniciarse "dentro del plazo máximo de 9 meses contado desde la recepción de las obras".

Los interesados deberán presentar sus ofertas en un plazo de 30 días, contando a partir de la publicación en el Boletín Oficial del Estado. 

El lugar designado para instalar este centro sanitario ha sido una parcela de 5.000 metros cuadrados, propiedad de la Ciudad, que se encuentra pegada al Hospital Universitario. De esos 5.000 metros sólo son necesarios 1.000, por lo que se ha trabajado en la segregación del terreno.

El pasado mes de febrero, el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, anunciaba que la Clínica Radón, integrada en el Grupo Oncosur, abrirá sus servicios de radioterapia para pacientes oncológicos en 2018. 

El canon que deberá aportar la empresa a la Ciudad no será un factor “determinante” en la viabilidad del proyecto, según ha sostenido el presidente de la Ciudad. La inversión programada por Radón ronda los cinco millones de euros.

Vivas ha reiterado el compromiso asumido en su día por la Ciudad de favorecer el proyecto con una subvención nominativa. Esta ayuda fue cifrada en verano del pasado año en 300.000 euros.

En febrero de 2016, representantes de la Delegación del Gobierno, el Ingesa, la Ciudad y la empresa sanitaria alcanzaban un principio de acuerdo para impulsar las acciones necesarias que permitirán implantar el sistema de radioterapia. En la actualidad, los enfermos de cáncer ceutíes se ven obligados a desplazarse a la Península para poder beneficiarse de estos tratamientos.

Comentarios