La Ciudad

evitar una desgracia

CSIF reclama un plan de evacuación en la zona del Tarajal II

porteadora tarajal ii frontera
photo_camera CSIF pide garantías de seguridad para porteadores y policías / REDACCIÓN

El sindicato pide una valoración de riesgos laborales así como la supervisión y control tanto las autoridades nacionales como de la Unión Europea, “ya que esta no es una frontera de Ceuta si no, una frontera de Europa y así deberá ser tratada”.

CSIF sale a la palestra a propósito del cierre del Tarajal II, dando la voz de alarma “antes de que tengamos que lamentar males mayores de riesgo vital” y exige que, ante todo, se protejan los Derechos Humanos de las personas y la seguridad de todos los colectivos que interactúen en este paso de mercancías. En este sentido, el sindicato va a llevar a cabo una serie de actuaciones de denuncia “para que la sociedad conozca esta situación, así como contactos políticos y con la Administración para que pongan remedio con garantías humanitarias, medios materiales y refuerzo de personal”. Asimismo, reclama una valoración de riesgos laborales, un plan de evacuación ante situaciones de riesgo y la supervisión y control tanto de lo entes gubernamentales nacionales como de la Unión Europea, “ya que esta no es una frontera de Ceuta si no, una frontera de la Unión Europea y así deberá ser tratada”.

Desde el sindicato consideran que lo vivido en el Tarajal II durante su primera semana de funcionamiento es “radicalmente opuesta a la protección de los Derechos Humanos y genera agolpamiento de personas, aplastamiento, situaciones de estrés, nerviosismo, tanto de las personas que cruzan la frontera, como del personal de seguridad, fundamentalmente policía local, así como momentos de riesgo para la salud de personas por las avalanchas (golpes, caídas, mareos...)”. De hecho, denuncia que varias mujeres tuvieron que ser atendidas por los servicios sanitarios, así como miembros de la policía local que realizaban labores fuera de su competencia en un entorno “para el que no está preparado” y donde no cuenta con “los medios ni los servicios mínimos necesarios para que la actividad que allí se desarrolla y la integridad de las personas que lo transitan, lo hagan con seguridad”.

Comentarios