La Ciudad

Tras apoyar a su partido en el pleno del Sacrificio, le dijo a Deu que era la última vez que votaba con Vox

Más allá de fabulosas teorías conspirativas, Dunia Mohamed quiere abandonar el PP por dignidad

Momento del pleno del Sacrificio donde Deu intenta convencer a Dunia de que hizo bien  votando con Vox (CEDIDA)
photo_cameraMomento del pleno del Sacrificio donde Deu intenta convencer a Dunia de que hizo bien votando con Vox (CEDIDA)
Dunia Mohamed ya no soporta que sus compañeros hagan una defensa de los audios que se atribuyen a Vox, sin entrar a valorar su verdadera dimensión y el deterioro que causan a la ciudad, la Asamblea y al Partido Popular. 

Lo primero que dijo Dunia Mohamed tras el pleno del Sacrificio, en el que -por las circunstancias- se vio obligada a votar con sus compañeros y con Vox contra la adopción de medidas para celebrar el Sacrificio, fue que a partir de ese momento tomaría su propio camino. En concreto, le indicó a la vicepresidenta primera del Gobierno, Mabel Deu, que era la última vez que votaba junto a Vox. 

Eso fue el martes 21 de julio y este viernes se ausentaba de la reunión semanal del Gobierno donde ella ocupa un lugar como consejera de Servicios Sociales.

El Gobierno ha despachado la cuestión asegurando que la diputada se ha pedido un día libre y reproduciendo las palabras de otras ocasiones, aquellas de "somos un PP unido y cohesionado. Sin fisuras".

Allá cada uno con sus afirmaciones, Allá cada uno con sus teorías conspirativas. Dunia Mohamed ya no soporta escuchar a sus compañeros defendiendo unos audios que socialmente hacen daño.

Tras la finalización del pleno del Sacrificio, fue Mabel Deu quien minimizó el asunto de los audios y sus presuntas vinculaciones a Vox delante de un diputado de la Asamblea. Dunia la escuchó y fue cuando dijo que era la última vez que podían contar con ella.

Las diferencias entre Mabel Deu y Dunia Mohamed terminaron con Yamal Dris y Mabel Deu, por un lado, y Dunia con el diputado de la Asamblea que hablaba con Mabel, por otro. Había que calmar los ánimos. Y así fue.

Aunque los agravios del presidente Juan Vivas a Dunia Mohamed vienen de muy atrás, la votación del pasado martes ha sido la gota que colma el vaso. Un voto que salió de ella muy a su pesar. En otro momento contaremos cómo el Gobierno que preside Vivas ha utilizado a la diputada, con detalle.

Dunia Mohamed ha tomado una decisión y el Gobierno atraviesa una grave crisis. Esta diputada no ha querido nunca compartir nada con Vox y menos aún tenerlo como socio de Gobierno.

 

Comentarios