La Ciudad

Hadú-Almadraba lamenta el impacto que esta actividad ejerce sobre la rentabilidad de unas líneas de por sí deficitarias

La empresa de autobuses denuncia la competencia desleal de los taxis-pirata

Parada de autobús en la frontera (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraParada de autobús en la frontera (C.A./ARCHIVO)

Hadú-Almadraba cifra en al menos una decena el número de vehículos ilegales que ofrecen sus servicios en las mismas paradas de autobús, fundamentalmente en el entorno de la frontera. 

La empresa de autobuses Hadú-Almadraba ha expresado su queja por la proliferación de taxis-pirata cuya presencia en las calles de la ciudad supone una competencia desleal para el servicio público de transporte. Según las estimaciones de la empresa, alrededor de una decena de estos vehículos ilegales estarían ofreciendo servicios de taxi, fundamentalmente en el entorno de la frontera de El Tarajal pero también en otras zonas como Reyes Católicos o Puertas del Campo.

La empresa se queja de la desfachatez de la que hacen gala los conductores de estos taxis-pirata, que estacionan en las mismas paradas del autobús para recoger a su clientela. “Ha habido chóferes de nuestros autobuses que les han plantado cara, pero no sirve de nada”, lamenta el portavoz de Hadú-Almadraba, Manuel Cuéllar.

El representante de la empresa subraya el impacto añadido que sobre las cuentas de la compañía supone la actividad de estos ilegales en unas líneas que, de por sí, ya resultan deficitarias, una situación que se deja sentir especialmente en las que enlazan la frontera con el resto de la ciudad.

Comentarios