La Ciudad

VIVIENDA UBICADA EN CRíA CABALLAR

La familia de Samia será desahuciada el miércoles por orden judicial

samia2
photo_camera Vivienda donde reside el matrimonio y los cuatro niños en Cría Caballar/ANTONIO SEMPERE

Samia Seguer Salah, su esposo y sus cuatro hijos ocuparon la vivienda, propiedad de Defensa, hace seis años. La mujer, sin apenas ingresos, reclama ayuda.

Samia y Yamal con sus cuatro hijos, todos menores de edad, son un matrimonio, ella ceutí y él marroquí, natural de la vecina ciudad de Castillejos, que en el año 2009, al no disponer de recursos económicos, ocuparon una vivienda abandonada propiedad del Ministerio de Defensa, ubicada en lo zona que se conoce como Cría Caballar, en la barriada de Benítez. En diciembre de 2014 recibieron la notificación de desalojo de la vivienda por parte de las autoridades militares pero aún no había sentencia judicial. El pasado viernes recibieron el documento que les obliga a abandonar la vivienda en un plazo de cinco días, ya que se va a proceder a su demolición. En la sentencia, además, la pareja es condenada a pagar 540 euros por la ocupación ilegal del inmueble. Samia asegura que reciben una ayuda de 240 euros al mes, cantidad insuficiente para asumir el gasto de manutención de una familia de seis miembros, con dos pequeños de tres y siete meses. La madre ha acudido a Asuntos Sociales para tratar de solucionar la situación tan difícil que se les viene encima si el miércoles la excavadora echa abajo el que hasta ahora ha sido su hogar, una barraca antigua con mucha humedad y sin los servicios básicos para la habitabilidad. De momento, nadie les ha ofrecido una solución digna a esta familia, que incluso se ha llegado a reunir con la consejera de Asuntos Sociales, Rabea Mohamed, y que según dice Samia, les ha propuesto un alojamiento para cinco días.

Facebook se ha hecho eco del problema de esta familia, y en el grupo “Punto de Información de Ceuta” se ha llamado a la solidaridad de los ceutíes para que compartan en dicha página la frase “yo deseo ser alcalde”, con el fin de que llegue al presidente de la Ciudad y tome cartas en el asunto.

Si nadie lo impide el miércoles a primera hora, las excavadoras militares derribaran la vivienda donde habita la familia de Yamal y Samia, unas personas sin recursos económicos y en riego de exclusión social que van a ser desahuciadas sin que ningún organismo, incluido el propio ejército, les ofrezca un sitio donde poder vivir dignamente.samia3

Comentarios