La Ciudad

Una Fiesta del Sacrificio especial

sacrificio
photo_camera Rito del sacrificio en uno de los domicilios (C.A.)

La Comunidad Musulmana celebra hoy su Pascua Grande, un año más condicionada por la pandemia y rodeada de polémica. 

 

La Comunidad Musulmana celebra su Pascua Grande, una de las festividades más importantes del año, el Aid El Kebir o Fiesta de Sacrificio. Un año más, la fiesta llega rodeada de polémica.

En primer lugar fue la duda sobre su celebración debido a la pandemia. Aclarado que se iba a festejar pero con todas las medidas de seguridad se presentaba el problema de la falta de borregos, esto ha provocado que algunas instalaciones ganaderas se colapsen en Ceuta ante el nerviosismo de los ciudadanos de no poder adquirir un cordero para su celebración. Finalmente han llegado a la ciudad unas 3.000 cabezas de ganado que se ampliarán a lo largo del día. 

La última polémica que se ha suscitado ha sido la referida a los lugares en los que se llevará a cabo la matanza del animal. Según un decreto publicado por la Consejería de Sanidad el rito se podría realizar en el matadero o en los domicilios siempre que tuvieran autorización y cumpliendo con las medidas sanitarias. 

Según ha podido saber Ceuta Actualidad, hasta este momento han pasado por el Matadero Municipal unos cien animales, el resto se están matando en viviendas particulares. 

Por segundo año, la Musal-la o rezo colectivo no ha podido llevarse a cabo en la explanada de Loma Margarita debido al covid. Sin embargo, desde las nueve de la mañana las mezquitas se llenaban de fieles para participar en el rezo previo al rito del sacrificio. 

Ceuta Actualidad ha sido testigo de esta jornada festiva que, pese a las restricciones y a las polémicas, está pudiendo disfrutar la comunidad musulmana.