La Ciudad

la intervención comenzaba en torno a las diez de la mañana

Las fuerzas de seguridad inician la operación de desalojo de las 206 viviendas de Huerta Téllez

120 agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local comenzaban en torno a las diez de la mañana a desalojar a los "okupas" que usurparon las viviendas el pasado 25 de septiembre. 

90 agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional, 30 de la Unidad de Intervención Rápida (UIR) de la Policía Local y de la Policía Judicial comenzaban a desplegarse a las diez de la mañana en torno a la urbanización Huerta Téllez. El objetivo era el de desalojar las viviendas que habían sido ocupadas ilegalmente el pasado 25 de septiembre.

Los policías acordonaban la zona y entraban en la urbanización por su parte trasera provistos de escudos, cascos y material antidisturbio. El desalojo se desarrollaba, sin embargo, de manera pacífica. Pocos minutos después de iniciada la intervención policial, los primeros “okupas” comenzaban a abandonar las viviendas con sus enseres a cuestas.

Algunos de los usurpadores de las viviendas se resistían, pese a los requerimientos policiales, a franquear el paso de los agentes. Los policías recurrieron entonces al uso de arietes para violentar las puertas de las viviendas.

La operación de desalojo se ha desarrollado de manera pacífica.

desalojo huerta téllezdesalojo huerta téllezdesalojo huerta téllez

 

Cronología

La ocupación de las 206 viviendas de Huerta Téllez el pasado 25 de septiembre vino a poner un epílogo inquietante al calvario que durante una década han venido sufriendo las decenas de familias que invirtieron su dinero en la adquisición de una casa en la urbanización. Los vecinos de los alrededores fueron testigos durante la madrugada de cómo una multitud armada de mazas y todo tipo de objetos contundentes violentaba las puertas de las viviendas y tomaban posesión de ellas.

El asalto fue recibido con estupor por las personas que aportaron en su día cantidades para la compra de las casas y que, todavía años después, aguardan a que les sean entregadas sus propiedades, situación generada por la quiebra de la promotora de las viviendas. Finalmente, la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) adquirió la deuda que mantenía la promotora.

La usurpación de las viviendas ha adquirido connotaciones políticas después de que la Ciudad reconociera que sabía del asalto desde 24 horas antes de que se produjera. Inmediatamente, las autoridades municipales sometían a sitio la urbanización mediante la interrupción de los suministros de energía eléctrica y agua para evitar enganches ilegales.

Paralelamente, la Consejería de Fomento evacuaba un informe técnico en el que se advertía del riesgo para la seguridad de las personas que entrañaba la ocupación de un inmueble que, tras el abandono de las obras, se encontraba en un precario estado de conservación. El documento fue ahora remitido al administrador concursal de Vial Inmuebles, la empresa del Grupo Dolmen promotora de las 206 viviendas de Huerta Téllez, que ya interpuso una denuncia con petición de medidas cautelares dos días después de que se produjera la usurpación.

 

Una vieja historia

En mayo de 2015, la promotora de las viviendas se comprometía con los propietarios a comenzar en el plazo de un mes las obras de reparación de los inmuebles. Un año más tarde, los afectados mantuvieron una reunión con el consejero de Fomento pero no se llegó a ningún acuerdo. 

Los compradores de Huerta Téllez han aguardado mucho tiempo a que la empresa les haga entrega de las viviendas por las que han llegado a abonar, en algunos casos, hasta 60.000 euros. Los afectados se adhirieron a la promoción mediante el pago de los plazos convenidos desde el año 2007. La empresa, bajo la denominación de Dolmen, incumplió su compromiso de entregar las casas. Posteriormente, y tras la paralización de la obra y su reanudación en 2012, los afectados se han visto obligados a tratar con distintos interlocutores, tantos como sucesivas empresas han sido las que han ido asumiendo la responsabilidad de la promoción. 

Comentarios