La Ciudad

Gema ya está sin sedación pero le cuesta ofrecer respuestas a los estímulos

photo_camera El Club Vespa, uno de los cooperantes, con una familiar de Gema.

La muchacha, de 17 años, sigue ingresada en el Hospital Puerta del Mar tras el atropello que sufrió el mes pasado

La joven Gema sigue luchando por restablecerse tras el grave accidente que sufrió a finales de enero en la avenida Teniente Coronel Gautier. Hace unos días comenzaron los facultativos a retirarle parcialmente la sedación, y actualmente se le ha retirado de forma total.

Su madre, Rosi, dice que está "un poquito mejor. Se mueve. Está despierta, pero no gira la mirada". Los médicos apuntan a que hay que esperar. Sobre todo las lesiones más graves se encuentran en la parte izquierda del rostro. Si hubiera sido una persona de más edad quizá no habrían esperanzas, pero la lucha continúa.

A favor, como indica su madre, efectivamente cuenta la edad. Ha bajado la inflamación cerebral, el edema que le produjo el fortísimo golpe sufrido, y sus constantes son correctas, pero "no sabe ni donde está. No atiende todavía a las órdenes o los estímulos externos. Un día está mejor y otro peor".

Sus padres no están solos en esta batalla, ya que continúan llegando las ayudas que provienen del pueblo de Ceuta, a través de una iniciativa mediante la cual se han instalado huchas en al menos 200 centros comerciales y asociaciones de vecinos. Hay que recordar que sus padres se encuentran en Cádiz, en una residencia de religiosas, pero carecen de medios económicos por lo que toda la ayuda es fundamental, tal y como está ocurriendo. 

Comentarios