La Ciudad

El Gobierno deja al “mayor consenso posible” la fecha de los dos festivos locales que quedan por fijar

rezo fin del ramadan (16)
photo_camera Rezo del Fin del Ramadán (C.A./ARCHIVO)

El presidente Vivas presenta un calendario laboral para 2022 que incluye el Día de Ceuta. La  Asamblea decidirá cuáles qué dos fiestas locales lo completarán.

El Gobierno de la Ciudad promoverá el “mayor consenso posible” para que las dos fiestas locales que completarán el calendario laboral de 2022 obtengan un amplio apoyo entre todos los grupos de la Asamblea. El portavoz del Gobierno, Alberto Gaitán, ha hecho público este lunes en rueda de prensa el calendario para el próximo año que el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ha puesto en conocimiento de sus consejeros.

Atendiendo a las posibilidades que le ofrece la normativa nacional, Vivas ha presentado un calendario que fija como no laborables el próximo año el día de Reyes, el Jueves Santo, la Pascua del Sacrificio, la Virgen de África y el Día de Ceuta. A estas fechas hay que añadir aquellas que tienen carácter festivo de manera obligatoria en todo el país: Año Nuevo, Viernes Santo, Asunción de la Virgen, la Fiesta Nacional del 12 de octubre, Todos los Santos, el Día de la Constitución y la Inmaculada. Navidad caerá en domingo en 2022.

Ahora, la Comisión Informativa de Hacienda y Economía deberá definir una propuesta para señalar las dos fiestas locales que todavía quedan para completar el calendario. La decisión última será adoptada por el pleno de la Asamblea. “Uno de esos días habrá de ser San Antonio, y así lo propondrá este Gobierno y el partido que lo sustenta”, ha subrayado Gaitán.

La polémica en torno a la confección del calendario laboral, que estriba exclusivamente en la petición formulada por PSOE, MDyC y Caballas de incluir por primera vez el Fin del Ramadán como día no laborable, se mantiene, sin embargo. Vox ha rechazado con vehemencia la inclusión en el calendario de cualquier festividad celebrada por los españoles musulmanes.

Gaitán no ha hecho mención al acuerdo que su compañera de Gobierno Kissy Chandiramani desveló para votar una propuesta de Caballas que, efectivamente, permitía la declaración como Festivo del Fin del Ramadán. Cuando parecía que esta iniciativa sería apoyada por el PP en el pleno del pasado viernes, el Gobierno municipal anunciaba, minutos antes del inicio de la sesión, que el debate del calendario se retiraba del orden del día. Chandiramani explicó que esta medida se adoptaba después de que un informe de la Secretaría General concluyese que el presidente de la Ciudad era competente para decidir la configuración del calendario.  

Comentarios