La Ciudad

gobernación no descarta impulsar un plan de choque para combatir la violencia

Hachuel: “Igual las Brigadas Cívicas ya no están para controlar actos vandálicos en los autobuses”

Parada de autobús junto al Mercado Central (C.A.)
photo_cameraParada de autobús junto al Mercado Central (C.A.)

El consejero se ha referido a la “difícil erradicación” de los actos vandálicos debido a que, según ha argumentado, “no responden a ningún patrón”. “No podemos poner un policía en cada autobús”, ha manifestado.

El consejero de Gobernación, Jacob Hachuel, ha puesto en duda la idoneidad de las denominadas Brigadas Cívicas para evitar los actos vandálicos en los autobuses urbanos. Los trabajadores de la empresa Hadú-Almadraba reclaman la vuelta de este servicio ante los incidentes violentos de los que han sido objeto los autobuses de las líneas 4 y 8 durante las últimas semanas. Las Brigadas Cívicas, un dispositivo dependiente de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos (FPAV), desempeñaron estas tareas de vigilancia que abandonaron posteriormente.

“Igual las Brigadas Cívicas ya no estas para controlar actos vandálicos y desórdenes”, ha esgrimido Hachuel, quien ha insistido en que, en todo caso, Gobernación no descarta acometer un plan de choque para poner fin a la sucesión de actos violentos de los que vienen siendo objeto los coches de la flota de Hadú-Almadraba.

Los trabajadores han dejado de atender desde la pasada semana algunas de las paradas de las líneas 4 y 8, donde se registra la mayoría de los incidentes, todos ellos en el horario de salida de los escolares de los centros educativos. Hachuel ha asegurado que mantiene contactos con la empresa para que el servicio en las dos líneas afectadas vuelva a ser prestado en todo su itinerario.

El consejero se ha referido a la “difícil erradicación” de los actos vandálicos debido a que, según ha argumentado, “no responden a ningún patrón”. “No podemos poner un policía en cada autobús”, ha manifestado.

 

Subida del precio del billete

Hachuel ha confirmado que el pleno de la Asamblea debatirá en su sesión ordinaria de este mes la subida del precio del billete de autobús en cinco céntimos. Este incremento de la tarifa fue un compromiso asumido por la Ciudad el pasado verano para facilitar la firma de un acuerdo entre la empresa y la representación de los trabajadores de Hadú-Almadraba por el que se sancionaba un aumento salarial para la plantilla del 3,32%.

Pese a ello, los trabajadores mantienen convocada una huelga indefinida para el próximo diciembre ante la renuencia de la empresa a aplicar el acuerdo. “Espero que los trabajadores reconsideren sus argumentos para la huelga puesto que ya no van a tener ninguno”, ha valorado el consejero.

La subida del precio del billete entrará en vigor el 1 de enero.

Comentarios