La Ciudad

Reacciones de los portavoces de la Asamblea

Hernández (PSOE): "Los incidentes son fruto de la provocación constante de la ultraderecha"

HERNANDEZ
photo_camera Manuel Hernández, portavoz GPS (REDACCIÓN)

Los socialistas afirman que "no vamos a permitir que los dirigentes de Vox solo acudan a la ciudad para llamarnos mafia corrupta, y mucho menos que se dediquen a agredir verbalmente". 

Manuel Hernández, portavoz y diputado del PSOE ha señalado que "la ultraderecha ha vuelto a poner de manifiesto en Ceuta que el único discurso político que tiene es el del insulto, el del odio con el objetivo de dividir y de enfrentar a nuestra sociedad"

"Su líder, Santiago Abascal, volvió, como ya hiciera la semana pasada, a utilizar la estrategia que mejor maneja, la de insultar y despreciar al pueblo de Ceuta y, por ende, a todos los y las ceutíes, ha opina el también secretario general del PSOE, Manuel Hernández

El socialista destaca que desde que anunciara su nueva visita a la ciudad, "la ultraderecha, en una situación tan grave como la que vivimos y en la que se hace necesaria más que nunca la unidad de todos, a lo único que se ha dedicado ha sido a provocar, crispar y tensionar a la población ceutí, por lo que los incidentes registrados ayer, que lamentamos, no son más que el fruto de la provocación constante de la ultraderecha y sus discursos incendiarios” 

El dirigente socialista explica que Abascal, ante los medios de comunicación, "ha mostrado su satisfacción y la de los suyos por conseguir que los extremistas se retraten en Ceuta.. En su anterior visita, una parte importante de los y las ceutíes eran quintacolumnistas de Marruecos, ahora la ultraderecha ha cambiado su discurso y ha elevado el tono y el grado, ahora somos extremistas. Un nuevo insulto", ha precisado Hernández. 

Los socialistas afirman que "no vamos a permitir que los dirigentes de Vox solo acudan a la ciudad para llamarnos mafia corrupta, y mucho menos que se dediquen a agredir verbalmente, un día sí y otro también, a los y las ceutíes. No se lo vamos a permitir y siempre nos van a encontrar enfrente".

Añaden que Abascal no está ni autorizado ni capacitado para dar lecciones de respeto a los derechos fundamentales a nadie, y menos al PSOE, porque sencillamente no creen en el sistema democrático y son sus actuaciones las que lo evidencian todos los días. "Para la ultraderecha es mejor un régimen autoritario que uno democrático. Esa es su apuesta". 

Opinan que "es evidente que el nativismo es una parte importante de la ideología de Vox, lo que da soporte a sus discursos antimigración y xenófobos. La mentira es constante, y para ello basta con un ejemplo. Algo tan asombroso como que Abascal se quejase, en rueda de prensa, que no se le hubiese permitido ofrecer eso, una rueda de prensa. Todo un dislate. Y todo con la complicidad, según el líder de la ultraderecha, del PP, del PSOE, Caballas y MDyC, estos dos últimos quintacolumnistas de Mohamed VI, que han firmado un documento contra Vox. Sin duda no cabe mayor disparate".

Piensan que el despropósito es más "cuando se atreve a decir que todo se trata de una operación planificada por agentes de distintos servicios secretos. Es evidente que la falta de argumentos y la incapacidad de Abascal y de los suyos es manifiesta”, dice Hernández.

Para el secretario general de los socialistas, Vox no cree en la convivencia y en la de Ceuta menos, y es por lo que sus discursos solo van encaminados a destruirla y a dividir y enfrentar a la sociedad, "algo que los socialistas no vamos a permitir, luchando con todas nuestras fuerzas para desmantelar y desmontar el discurso del miedo, del odio y de la mentira que quieren trasladar a una sociedad, como la ceutí, que está acostumbrada a respetar todos los credos religiosos y a vivir en convivencia, algo que ustedes, los de la ultraderecha, odian"

Finalmente, el PSOE indica que "otra de la grandes mentiras de Abascal es la de que el presidente del Gobierno no visitase las instalaciones fronterizas. Pedro Sánchez no solamente las visitó sino que además, junto con el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, estuvieron desde el primer minuto tomando decisiones para controlar la situación sobrevenida, desplegando incluso al ejército y enviando refuerzos para la Policía Nacional y Guardia Civil. Al día siguiente, con nuestro ejército desplegado en el litoral, fue cuando usted vino a Ceuta como salvador de la patria y pidiendo la militarización de la frontera. ¿Ya no se acuerda?.
Ayer, en su visita a Ceuta, fue el líder de Vox el que quedó retratado una vez más ante una sociedad que ya empieza a estar cansada de sus discursos del odio, del miedo, de sus mentiras, de su nacionalismo, su populismo y su autoritarismo, que tienen como consecuencia una apuesta decidida por el nativismo”, concluye Hernández. 
      

Comentarios