La Ciudad

Huelga de autobuses: los trabajadores decidirán en el último minuto ofertar el servicio voluntariamente

buses 1

La empresa ha roto la negociaciones y alega pérdidas si cede a las peticiones de los trabajadores, aunque la Ciudad le ha inyectado más de un millón de euros solo en el primer semestre de 2022.

La huelga de autobuses convocada para Feria sigue adelante después de que este jueves la empresa haya roto las negociaciones en la reunión en la que estaban emplazados con a consensuar las condiciones con los trabajadores. “La reunión ha sido breve, han retirado todas las ofertas y han dado por concluidas las negociaciones”, ha informado el presidente del Comité de Empresa, José Antonio Blanco, durante la concentración que posteriormente se ha celebrado a las puertas de las instalaciones Hadú-Almadraba.

En el último encuentro, la oferta que la empresa puso sobre la mesa era la de una subida del 2,5 por ciento, tras retractarse de una oferta anterior del 3,5 por ciento aludiendo a un error. La misma se encuentra muy alejada de la petición del Comité de Empresa que mantiene que no aceptará nada por debajo del IPC. En las negociaciones se ha intentado abordar también la incorporación a jornada completa de los trabajadores que aún se encuentran en ERTE y que, a día de hoy, solo trabajan 5 horas diarias. Sin embargo, según ha explicado Blanco, la empresa alega pérdidas si cede a las peticiones de los trabajadores.

“Los motivos que arguyen son que no ha salido la licitación del contrato, que termina el 28 de diciembre, y que va a tardar en salir, por lo que tendrá que asumir pérdidas que, según dicen, no se las va a abonar la Ciudad, como sí hace en la actualidad, al no tener un contrato y que, por tanto, no se arriesga a asumir más masa salarial”.

Sin embargo, según los datos facilitados hace unas semanas por el portavoz del Gobierno, desde el Ejecutivo le han inyectado a Hadu-Almadraba diferentes partidas en este primer semestre de 2022, cuyo montante total supera el millón de euros.

En este punto, el Gobierno de la Ciudad publicó hace dos días los servicios mínimos que funcionarán mientras se extienda el paro de los trabajadores. Cuestión que ha suscitado revuelo entre el personal, que ya adelantó que no lo asumiría. La explicación reside, ha manifestado Blanco, en el convenio colectivo, “que no nos permite trabajar en horario nocturno a no ser que seamos voluntarios”.

Una coyuntura que, en caso de que se vieran obligados a trabajar, barajan demandar. “Está claro que primero hay que trabajar y después demandar. Los trabajadores deciden y ellos tendrán la última palabra relativa a si salen o no. Sabemos a lo que nos exponemos y lo asumimos”, ha dicho el presidente del Comité de Empresa.

Una decisión que de adoptará a última hora, ha especificado Blanco. “El grupo que llegue, que serán los primeros seis en salir, decidirá si sale, cómo y cuándo”.

No obstante, ha destacado, que el servicio diario “se cumplirá a raja tabla”, y que la ausencia de servicios mínimos se aplicará a partir de las 23.00 horas, cuando termina el servicio.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad