La Ciudad

El ICD instala un nuevo sistema de ventilación en el complejo deportivo Guillermo Molina              

Fachada ICD
photo_camera Fachada del ICD (CEDIDA)

A estas obras, que comenzaron a principios de año, la Consejería de Juventud y Deporte ha destinado alrededor de 33.000 euros. 

La Consejería de Juventud y Deporte, a través del Instituto Ceutí de Deportes (ICD), ha dado por concluidas las obras para instalar un nuevo sistema de ventilación en el complejo deportivo Guillermo Molina. Este equipamiento, que permitirá mejor filtración del aire y, por tanto, mayor seguridad, se ha implantado en los aseos y vestuarios de la piscina, las salas de esgrima y cardiofitness, las gradas, así como en todas las oficinas del polideportivo.

El proyecto se inició a mediados del pasado año con la finalidad de ampliar la capacidad de las instalaciones del Guillermo Molina. Ya en enero comenzaron las obras que han posibilitado dotar a todo el edificio de un sistema completamente funcional de renovación del aire del exterior a través de ventiladores en línea, portafiltros y máquinas ‘rooftop’ (situadas en el techo). A esta mejora se han destinado alrededor de 33.000 euros.  

Así, la ventilación cuenta con dos máquinas de dichas características y una red de conductos para la distribución de aire en las pistas. Además, se han llevado a cabo varias actuaciones para disponer de una renovación más efectiva del aire en la zona: se ha reconstruido el sistema de filtrado, sustituyendo los paneles existentes por otros con categoría y grado de filtración superior; se ha limpiado y pintado el sistema de soporte de filtros y se ha modernizado el sistema de control y automatización para que se adapte al nuevo funcionamiento de ventilación. Asimismo en las zonas de vestuario, los técnicos han colocado un sistema de canalizaciones mediante una máquina de ventilación la cual efectúa la toma de aire directamente del exterior gracias a una malla que protege de la introducción de partículas extrañas.

De manera adicional a estas obras, en la sala de esgrima se han instalado nuevos filtros, compuertas reguladoras del caudal del aire y se ha procedido a la limpieza y desinfección de los conductos y de las máquinas de climatización existentes.

Por otro lado, dentro de este nuevo sistema, en las oficinas se ha construido una red de tuberías flexibles, rejillas en el techo y en la fachada y se han colocado ventiladores en cada una de las dependencias. Además, cada zona dispone de filtros en línea, con un interruptor que permite ajustar la potencia del aire.

El organismo deportivo ha adoptado estas medidas para poder atender la demanda de los usuarios ante las actuales circunstancias sanitarias. La Consejería de Juventud y Deporte mantiene un contacto estrecho con la Consejería de Sanidad, Consumo y Gobernación para continuar ofertando actividades deportivas de una forma segura.

Precisamente, el ICD mantiene abiertos sus cursos para la presente temporada. La formación deportiva se ha adecuado para evitar riesgos, por lo que se ha reducido el número de personas por grupo, modificando las actividades y siguiendo de manera estricta las medidas sanitarias, entre ellas el uso obligatorio de la mascarilla durante todo el tiempo de estancia en cualquier instalación cerrada.

Por último, con idéntico propósito de promover el deporte seguro, desde mediados del pasado año se habilitó la piscina para la natación libre durante todo el día a través de un programa de reservas con un único usuario por calle durante una hora (con tiempo adicional de media hora para la preparación y la salida). Gracias a la instalación de este nuevo sistema de ventilación, el ICD se plantea la posibilidad de incrementar a dos el número de usuarios por calle y comenzar a utilizar, en breve, los bonos de la piscina para las reservas.

Comentarios