La Ciudad

Previsto para la mañana del sábado

El juicio de Ramos y Pérez, aplazado hasta el 17 de abril

Pérez esperando en el juzgado / C.A.
photo_cameraPérez esperando en el juzgado / C.A.

El propio Pérez ha pedido la suspensión al no tener abogado y no conformarse con un delito de agresión leve.

El consejero de Festejos, Fernando Ramos, y uno de los hermanos Pérez se han visto las caras esta mañana en el juzgado para el juicio que se iba a celebrar para aclarar lo sucedido la madrugada del viernes cuando ambos se enzarzaron en una acalorada pelea en uno de los locales propiedad del consejero.

Ramos se ha presentado con su abogado mientras que Rafael Pérez lo hacía sin letrado. El juicio ha quedado aplazado a petición de Pérez para el 17 de abril ya que no se ha conformado con un delito de agresión leve que se le quería imputar mientras el consejero se iba libre de todo cargo.

 

Antecedentes

Según testigos presenciales, Ramos entró en el local y se dirigió al lugar en el que se encontraba uno de los Pérez tomando una cerveza tranquilamente con unos amigos. El consejero se le quedó mirando fijamente, se intercambiaron algunas palabras y se enzarzaron. Rápidamente, las personas que estaban en el establecimiento intentaron separarles para que la cosa no fuera a más. Ramos y Pérez, no pararon de lanzarse acusaciones, pero en ningún momento llegaron a las manos. 

Cuando la tensión comenzó a disminuir, Ramos pidió a Pérez que abandonara el local porque "esa era su casa". Pérez se negó a marcharse del establecimiento y llamó a la Policía Local que se personó en el lugar de los hechos.

Los dos implicados abandonaron el local y se dirigieron hacia las dependencias de la Policía Nacional donde interpusieron sendas denuncias. 

La enemistad del consejero y los hermanos Pérez viene de largo. Javi Pérez, el que fuera director del Centro Ecuestre tuvo sus más y sus menos con Fernando Ramos cuando éste intentó quitar la subvención que la Ciudad le daba a la Hípica. 

En junio de 2016, Javi Pérez denuncia a Ramos por prevaricación y malversación. El denunciante acusaba al consejero de recurrir hasta a 22 contratos menores para financiar más de 450.000 euros del coste total del servicio prestado por su empresa a la Ciudad en las instalaciones de la Hípica, cuantía que, según Pérez, suponía 100.000 euros más que en el anterior contrato.

 

Comentarios