La Ciudad

La adaptación de las antenas colectivas en Ceuta debe realizarse antes del 31 de marzo

e acerca el plazo para la readaptación de señal de TDT.
photo_camerae acerca el plazo para la readaptación de señal de TDT.

Las comunidades han de llamar su instalador registrado lo antes posible para no dejar de ver la TDT

Desde la Delegación del Gobierno se ha recordado a los ceutíes que deben adaptar lo antes posible las antenas colectivas de sus edificios con fecha tope 31 de marzo. Ello se debe al proceso de liberación del dividendo digital.

El pasado 26 de diciembre se aprobaba, mediante Real Decreto, una prórroga del plazo máximo, atendiendo así a las peticiones del sector de las TDT para culminar satisfactoriamente el proceso.

Concretamente en Ceuta, los edificios equipados con monocanales o centralitas programables deben adaptar sus sistemas de antena colectiva a las frecuencias que van a sufrir cambios. Es conveniente, así, que las comunidades de propietarios que todavía no hayan completado la adaptación de sus sistemas de antenas colectivas, que pidan presupuesto a uno o varios instaladores. Para consultar el listado de empresas instaladoras pertinentemente registradas se puede entrar en www.televisiondigital.es

De otro lado, los ciudadanos que habiten viviendas unifamiliares o edificios de pocos pisos que tengan amplificadores de banda ancha, deberán resintonizar lo antes posible los canales en sus nuevas frecuencias a través del mando de su televisor.

En cuanto a las ayudas de la Ciudad de Ceuta, el importe total estimado de las ayudas asciende a 352.000 euros y hasta el momento se han solicitado 55 subvenciones. Los ciudadanos ceutíes tienen de plazo hasta el 30 de  junio para solicitar las ayudas puestas en marcha por el Gobierno.

La liberación del Dividendo Digital en España supondrá importantes beneficios económicos y sociales para la ciudadanía, ya que la tecnología 4G sobre la banda de 800 MHz implica un incremento de los servicios de datos móviles de alta velocidad con un mejor servicio en los interiores de los edificios y una mayor cobertura geográfica  que reducirá la llamada “brecha digital”. 

Comentarios