La Ciudad

CONCESIÓN DE LA NACIONALIDAD A LOS SEFARDÍES

León Bentolila: "El que quiera un pasaporte, que venga a vivir a España"

sefardies2
photo_camera El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, saluda a León Bentolila, tocado con una gorra, durante las celebraciones de la Janucá/ANTONIO SEMPERE

El Congreso de los Diputados ha aprobado hoy la ley que concede la nacionalidad española a los descendientes de los judíos sefardíes que en 1492 fueron expulsados de España. El presidente de la Comunidad Israelita de Ceuta, León Bentolila, ha mostrado su acuerdo con la nueva norma aunque considera que el sefardí que obtenga la nacionalidad española debería instalarse en el país durante un periodo de tiempo prolongado.

El Congreso de los Diputados ha aprobado hoy la ley que avala la concesión de la nacionalidad española a los judíos sefardíes originarios de España.  La norma establece un procedimiento por el que se considera la condición de sefardí como una circunstancia excepcional que da derecho a la obtención de la nacionalidad.

La aprobación de la norma por la Cámara Baja ha encontrado una respuesta crítica en la persona del presidente de la Comunidad Israelita de Ceuta, León Bentolila Hachuel. El cabeza visible de los judíos ceutíes ha manifestado su satisfacción con la medida aunque, “como judío español”, reclama que quien obtenga la nacionalidad española debería instalarse en España durante un periodo de tiempo prolongado. "Si esta persona va a adquirir el pasaporte porque se quiere beneficiar de las ventajas de este país, debe instalarse en España y buscar un trabajo", asevera Bentolila Hachuel. 

En Ceuta, actualmente la comunidad judía está integrada por unas 2.000 personas, todas ellas judíos sefardíes con nacionalidad española, por tanto, esta ley no les afecta.

León Bentolila considera que, con todo, esta ley llega demasiado tarde. "Con esta iniciativa lo único que buscan es limpiar la conciencia de lo que los Reyes Católicos hicieron en 1492 cuando expulsaron a los judíos del país", apunta el presidente de la Comunidad Israelita. 

Esta ley ha despertado enorme expectación en países con fuerte presencia sefardí como Israel, Turquía o Venezuela. Las estimaciones iniciales del Ministerio de Justicia cifran en unos 90.000 los potenciales beneficiarios, pero es difícil delimitar el impacto debido a la ausencia de un censo de sefardíes en el mundo.

Requisitos

Para obtener la nacionalidad española es necesario acreditar la condición de sefardí mediante certificados de las comunidades judías, el conocimiento del ladino, tener apellidos sefardíes o partida de nacimiento o contrato matrimonial según las tradiciones de Castilla. El requisito es doble, porque debe además probarse una especial vinculación con España, lo que exigirá la superación de una prueba de evaluación de conocimientos de lengua, cultura y costumbres españolas, gestionada por el Instituto Cervantes. Los solicitantes provenientes de países de habla hispana quedarán exentos de la prueba de idioma y las gestiones pueden hacerse de manera electrónica.

Los interesados tendrán un plazo de hasta tres años, prorrogable por otro, para expresar su deseo de adquirir la nacionalidad, a partir de la entrada en vigor de la Ley. Los sefardíes que deseen obtener el pasaporte tendrán que viajar una vez a España para inscribirse en el Registro Civil adscrito territorialmente al notario que gestionó su caso. 

Un poco de historia

Históricamente, hay vestigios de miembros de confesión religiosa israelita en Ceuta desde tiempo inmemorial. En la "Historia de Ceuta", escrita por Correo de Franca, se señala la existencia de un barrio hebreo en esta ciudad en 1415, situado en el arrabal extramuros al oriente de la ciudad. Durante todo el siglo XIX existía ya estructurada una comunidad religiosa formalmente establecida e, incluso, se habla de la existencia de un cementerio judío alrededor de 1848.

Ya en el siglo XX, los judíos forman parte de la vida social de Ceuta, y en 1924 ya existen concejales que profesan la religión hebrea como José Alfón Benoliel. En la época  de Alfonso XIII formó parte de la Junta Municipal, Salomón Benhamú Chocrón.

Actualmente, existe un centro comunal donde se ubica la sinagoga "Bet-El", inaugurada el 25 de marzo de 1971, consecuencia de la refundición de tres pequeñas sinagogas existentes en Ceuta con anterioridad. Ya desde el segundo censo oficial del año 1866, aparecen apellidos de antecesores de familias hebreas que a día de hoy habitan en nuestra ciudad: Alfón, Bentolila, Benhamú, Coriat, Chocrón, Gabizón, Hazán...

 

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad