La Ciudad

El abogado de la UGT tiene claro que Ceuta es una entidad local con "su particularidad"

Lladó, sobre los asesores: “La oposición aspira a heredar o compartir el reino de Vivas"

Ramón Lladó es el abogado de la UGT y redactor de los recursos contra los altos cargos "no electos" de Vivas (C.A.)
photo_cameraRamón Lladó es el abogado de la UGT y redactor de los recursos contra los altos cargos "no electos" de Vivas (C.A.)
Ha sabido a través del TSJA que los servicios jurídicos de la Ciudad estudian una acción de nulidad sobre el procedimiento judicial que “él no llega a imaginar”

El letrado de UGT está convencido que “si Melilla no llega a destituir a los miembros del Gobierno no electos, Ceuta no hubiera dado el paso, porque es una cuestión de soberbia y nuestro alcalde, de soberbia va sobrado”. Ramón Lladó opina que esta sentencia le ha venido al PP de Melilla como “anillo al dedo”; y sin embargo, aquí ha sido “justo lo contrario: el PP de Ceuta está que trina”.

Verdad palmaria

Ramón Lladó pertenece a los servicios jurídicos de la UGT y es el artífice de los recursos que comenzaron con la impugnación, hace varios años, de cuatro subdirectores generales. La primera sentencia favorable fue la del nombramiento de José Diestro "porque entendíamos que era un puesto que tenía que ocupar un funcionario”.

A partir de entonces comienza el bucle: “El Gobierno nombra, nosotros impugnamos, pierden y luego recurren al TSJA. Cuando hay resolución ya ha pasado la legislatura y vuelta a empezar”, subraya el abogado.

Para Lladó es una “verdad tan palmaria” que no le importa decir que no ha leído los dos votos particulares: “Quizás me los lea más adelante, sólo por saber por qué razón para esos dos señores Ceuta es una Ciudad Autónoma y no un Ayuntamiento”. Bajo su punto de vista: “Cuando te entierran a alguien, lo mismo da que le entierren sano o un poquito enfermo”.

Recurso

El jurista no quiere “meterse en el trabajo de los letrados del Ayuntamiento” y añade que los servicios jurídicos "habrán recibido instrucciones de mirar la sentencia hasta de canto”.

“Creo que no cabe recurso ante el Tribunal Supremo porque la sentencia es firme y para formular un recurso de amparo tiene que haberse conculcado un derecho fundamental. Pienso que no es el caso. En cambio, si UGT hubiera perdido por el tema de la legitimación, sí hubiéramos podido recurrir al TC. Entendemos que ellos no pueden porque “el fondo del asunto es el que es”, señala el jurista.  

También tiene claro que Ceuta es un Ayuntamiento con su particularidad: “Lo que sí digo es que, después de la sentencia, los barcos siguen saliendo a la misma hora y el agua de la fuente de la plaza de los Reyes sigue teniendo el mismo color”. Nada ha cambiado. “El sueldo del alcalde y de nuestra políticos siguen siendo los mismos”.

LLadó aclara que estaba en juego el concepto de legalidad y que “no todo vale; que las tretas de Juan Vivas para evitar las ejecuciones de sentencias que no le gustan, ha llevado esa apuesta a un sitio donde la resolución judicial que se iba a producir, que era previsible, pondría a cada uno en su sitio”. Más que transcendencia jurídica esto tiene “transcendencia moral”, ha asegurado el abogado de UGT.recora yuntam

Parece que la Ciudad va a intentar una acción de nulidad pero no tengo “ni idea en qué puede consistir”. Eso le ha comunicado el TSJA, según Lladó. Algo quieren entender que es nulo en el procedimiento judicial. “MI imaginación no alcanza a ver de qué puede tratarse", señala LLadó.  

UGT “se mueve”

Afirma que “tiene narices” que si la UGT no se mueve “aquí en esta ciudad no se mueve nadie”. Se queja de que no han dado un paso ni el resto de sindicatos ni tampoco el resto de partidos políticos: “Y no hablo como jurista; como contribuyente, tengo la sensación de que el resto de los partidos de la oposición aspira a heredar o compartir el reino de Juan Vivas”.

Reconoce el abogado que eso está sucediendo, que hay más de diez asesores que no pertenecen sólo al PP: “En la calle se dice que quienes nos gobiernan son malos pero que quienes quieren gobernarnos son peores, y algún demérito estarán haciendo cuando solo la UGT abandera la legalidad”. Ramón Lladó afirma que no le gusta meterse en política pero lo que tiene que hacer el Gobierno es “tomar nota de lo que está pasando”. Opina que es grave y que hay un despilfarro en altos cargos “cuando somos ochenta mil habitantes”.

Directores Generales

Tras el cese de los viceconsejeros, UGT ha anunciado que no sigue con la demanda, pero si continúa el asunto en los juzgados por el nombramiento de los directores generales a los que tienen que demandar uno por uno. Por ahora han presentado las del director general de Protección Civil y Emergencias, Víctor Ríos, director general de Recursos Humanos y Administración Pública, Manuel Sánchez Gallego y director general de Educación, Javier Celaya, de un amplio número de más de 15 altos cargos que terminarán en los juzgados a partir del próximo lunes. 

Asesores

El abogado de UGT dice que quiere saber cuál es currículo de todos los altos cargos de la Ciudad y asevera que “como metan un asesor más se cae el Ayuntamiento”.

Calcula que hay 25 asesores más por encima del número legal y que “este es un tema político que deben decidir ellos". Su oponión es que "lo que hace el partido del Gobierno es envenenar al resto de los partidos políticos para que traguen y beban de la fuente. La ley dice que son 25 eventuales como máximo; luego en el Pleno que se los repartan como le den la gana, pero son veinticinco, y si no, que cambien la ley.

Comentarios