La Ciudad

el servicio coincide con el horario de finalización de la jornada escolar

El refuerzo de la línea 8 se suspende mientras no se ponga fin a los actos vandálicos contra los autobuses

Un autobús de la línea 8, estacionado ante el Mercado Central (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraUn autobús de la línea 8, estacionado ante el Mercado Central (C.A./ARCHIVO)

Los autobuses de la línea 8, que cubren el servicio entre el centro de la ciudad y El Príncipe, han sido objeto de actos vandálicos durante las últimas semanas. 

El comité de salud de la empresa de autobuses Hadí-Almadraba ha resuelto suspender desde hoy el servicio de refuerzo de la línea 8 que utilizan los escolares camino de la barriada El Príncipe. La medida se adopta en respuesta de los actos de violencia que se han registrado en el interior de los vehículos, cuyo último ejemplo se vivió ayer mismo en Hadú cuando un grupo de individuos ocasionó diversos daños en uno de los autobuses que cubre la línea.

De este modo, el autobús que parte a las 14.30 horas del centro no hará paradas ni en Puertas del Campo ni en Hadú, lo que obligará a los usuarios a recurrir a otras líneas para llegar a su destino.

Según explica el presidente del comité de empresa, José Antonio Blanco, los incidentes violentos comenzaron a producirse después de que se retirara del servicio a los miembros de las Brigadas Cívicas, un grupo de personas que controlaba el orden en el interior del autobús. Blanco asegura que esta situación comenzó a producirse después del cambio en la presidencia de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos (FPAV).

“La Policía Local ha cumplido y nos acompaña en todos los trayectos, pero no es suficiente”, se queja el presidente del comité. Blanco ha asegurado que la retirada del servicio de refuerzo en la línea 8 se mantendrá hasta que se ofrezca a los trabajadores medidas que garanticen su propia seguridad y la de los vehículos.

Comentarios